Archivo de Público
Domingo, 11 de Agosto de 2013

Jeromo Segura gana el Festival del Cante de las Minas

Segura, de 34 años, obtuvo, además, los primeros premios de mineras, cartageneras y soleá en la 53 edición del Festival

ANTONIO PARRA (EFE) ·11/08/2013 - 14:33h

Jeromo Segura, en el festival. EFE/José Albaladejo

"Este es otro sueño cumplido", dijo anoche el cantaor onubense Jerónimo Segura Paredes, "Jeromo Segura", al recibir la Lámpara Minera, máximo galardón del Festival Internacional del Cante de las Minas de La Unión, dotado con 15.000 euros. Segura, de 34 años, obtuvo, además, los primeros premios de mineras, cartageneras y soleá en la 53 edición del Festival.

De esta manera, este artista, ya conocido y apreciado en los círculos de aficionados aunque no demasiado por el gran público, se sitúa al mismo nivel en cuanto a número de trofeos de muy pocos triunfadores en este festival, entre ellos el mismísimo Miguel Poveda, seguramente uno de los mayores descubrimientos del certamen, que en 1993 impresionó a público, jurado y, posteriormente, a la crítica especializada.

El premio de baile, "El Desplante", dotado con 9.000 euros, fue para el bailaor gaditano Edu Guerrero, mientras que Mercedes de Córdoba obtuvo el segundo puesto.

El de instrumentistas flamencos, dotado con 6.000 euros, lo consiguió José Manuel Bao Pérez, "Pepe Bao", que interpretó varios palos con bajo eléctrico, y el segundo, para el saxofonista Gautama del Campo. El de guitarra quedó anoche desierto, lo que no ocurría desde hacía muchos años.

Gran nivel

El nivel medio del concurso de esta 53 edición del Festival del Cante de las Minas fue alto, sobre todo en instrumentación y baile, lo que hizo que quedaran por el camino músicos y bailaores y bailoras de gran calidad, tras las jornadas de reñidas semifinales.

Otros galardonados fueron Cristina Tovar en el grupo de tonás, siguiriyas, livianas y serranas; María Mezcle en el grupo de bulerías y cantiñas; Sebastián Cruz en el grupo de malagueñas y Niño de Gines en otros cantes de Málaga, Granada, Córdoba y Huelva. Los premios por tarantas, murcianas y levanticas y para jóvenes intérpretes quedaron desiertos.

El Festival clausurado anoche ha vivido diez intensos días con la visita de reconocidos artistas del flamenco; una apretada agenda cultural con exposiciones, conferencias, presentaciones de libros y homenajes, además de un congreso internacional de flamenco.