Jueves, 7 de Febrero de 2008

John McCain recibe aplausos y abucheos de los ultraconservadores

EFE ·07/02/2008 - 19:33h

EFE - El aspirante a la candidatura republicana a la Casa Blanca, Mitt Romney (d), junto a su esposa Ann, durante el acto en el que anunció que abandona la campaña electoral, ante la Conferencia de Acción Política conservadora en Washington, Estados Unidos.

El senador John McCain, favorito entre los republicanos para ganarse la designación como candidato de su partido a la Casa Blanca, recibió hoy aplausos y abucheos de una audiencia de ultraconservadores a los que pidió apoyo.

La petición de McCain se produjo poco después de que su hasta ahora más directo rival político, el ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney, anunciara ante el mismo foro su retirada de la carrera electoral.

McCain, al igual que Romney, se dirigió a la Conferencia de Acción Política conservadora en Washington, a la que volvió a recalcar sus opiniones en pro de la permanencia en Irak o su posición favorable, en el pasado, a aumentar la presencia militar en dicho país árabe.

Sin embargo, las opiniones de McCain a favor de una política de inmigración más liberal que la del propio presidente estadounidense, George W. Bush, fue recibida con abucheos e, incluso, un grupo de asistentes se marcho de la sala.

En este capítulo indicó que es partidario de reforzar la seguridad fronteriza antes de tratar el problema de la inmigración ilegal.

Pero también hizo múltiples concesiones a la audiencia y volvió a recalcar sus firmes opiniones sobre el aborto o el recorte de impuestos promovido por Bush.

En este sentido, recordó que siempre se ha mantenido fiel a sus opiniones "a sabiendas de que estas hubiesen podido poner en peligro mi campaña".

"Espero sinceramente que aunque crean que en ocasiones como conservador me he equivocado, reconozcan que en muchas cosas importantes para todos nosotros, he sido fiel a las ideas conservadoras", opinó el senador de Arizona.

A su vez, indicó que era "consciente de que no puedo tener éxito en esta misión, sin el apoyo decidido de los conservadores".

"No voy a ocultar mis ideas de los votantes quienes, yo temo, pudieran no compartirlas. Seguiré fiel a mis convicciones conservadoras y confío en el sentido común de los ciudadanos", dijo McCain.

También prometió a los votantes tener "una posición claramente conservadora respecto a las tareas de Gobierno" y consideró que tiene la responsabilidad, en caso de convertirse en candidato presidencial, de "unir al partido y de prepararnos para la gran contienda de noviembre".

En relación a sus principales contendientes en el lado demócrata, los también senadores Hillary Clinton y Barack Obama, McCain opinó que ambos podrían crear, con sus ideas favorables a una retirada del país árabe, un desastre en Irak.

"Su decisión de combatirla (la amenaza) será tan equivocada como su propio juicio", opinó McCain, quien hizo múltiples referencias en su discurso al ex presidente estadounidense Ronald Reagan (1981-1989), uno de los mayores referentes del Partido Republicano en la actualidad.

Horas antes, Romney anunció su retirada de la campaña electoral por el bien del Partido, lo que allana el camino para la nominación de McCain, que en las primarias celebradas hasta ahora ha conseguido 714 delegados de los 1.191 necesarios para ser proclamado en la Convención de septiembre.