Viernes, 8 de Febrero de 2008

El uruguayo Federico Fernández Giordano gana el V Premio Minotauro con la obra "El libro de Nobac"

EFE ·08/02/2008 - 03:07h

EFE - El escritor Federico Fernández Giordano posa con el premio Minotauro, Premio Internacional de Ciencia Ficción y Literatura Fantástica, que le ha sido concedido hoy durante un acto celebrado en Madrid.

El escritor uruguayo Federico Fernández Giordano ha ganado hoy el V Premio Minotauro de Ciencia Ficción y Literatura Fantástica, dotado con 18.000 euros, con la obra "El libro de Nobac", que rinde homenaje a Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares y Edgar Allan Poe.

El jurado, que ha dado a conocer su fallo esta noche, ha estado formado por Fernando Delgado, Juan Eslava Galán, Laura Falcó Lara, Pere Matesanz, Olga Rubio, Ángela Vallvey, José López Jara -en calidad de secretario sin voto- y Clara Tahoces, ganadora de la edición del año pasado.

Los miembros del jurado han resaltado la riqueza estilística, la originalidad y la frescura de la obra de Fernández Giordano, además de destacar la alta calidad literaria de las cuatro obras finalistas.

En "El libro de Nobac", un misterioso anciano contrata los servicios del escritor de encargo Edgar Pym y de la periodista Lisa Lynch para que dejen constancia de un prodigioso libro, en el que de un modo enigmático, ajeno a todo postulado racional, se va narrando su propia vida, día tras día.

Desentrañar las claves de ese libro supondrá asimismo seguir la pista del profesor Nobac, un excéntrico científico desaparecido años atrás en extrañas circunstancias.

El escritor y la periodista se convertirán en actores principales de un peligroso rompecabezas, una galería de espejos que los atrapará poco a poco hasta extraviarlos en una siniestra trama urdida en torno a ellos y en la que nada es lo que parece ser.

La obra propone un misterio laberíntico donde la memoria y el tiempo recomponen la realidad y la ficción para, mediante movimientos siempre imprevisibles, diseccionar los entresijos de la fatalidad.

Fernández Giordano, nacido en Uruguay, pero residente en Barcelona desde edad muy temprana, se dedica a la literatura y la música.