Archivo de Público
Jueves, 8 de Agosto de 2013

Bruselas examinará en septiembre los controles en la frontera de Gibraltar

La Comisión Europea celebra el acuerdo de Madrid y Londres para crear un grupo de trabajo y confía en que encuentren una solución "rápidamente"

EUROPA PRESS ·08/08/2013 - 12:53h

El Gobierno español ha aceptado la petición de la Comisión Europea de organizar una misión conjunta para examinar sobre el terreno los controles fronterizos en el paso a Gibraltar, y aclarar la polémica por los retrasos "supuestamente excesivos" denunciados por el Gobierno del Peñón, han informado fuentes comunitarias. Esta misión tendrá lugar en septiembre, aunque la fecha concreta está por cerrar.

"La misión está siendo organizado conjuntamente con los españoles, por lo que las dos partes trabajan juntas", han explicado las fuentes, que no han revelado detalles sobre esta iniciativa surgida del Ejecutivo comunitario. Las partes deben decidir aún el momento de la expedición y sus condiciones.

Bruselas ya mostró a principios de semana su intención de mediar en las tensiones entre Gibraltar y España, con una reunión, también de carácter "técnico", con autoridades españolas entre los meses de septiembre y octubre. El Ejecutivo comunitario explicó entonces que actuaba por las quejas de ciudadanos y de varios eurodiputados cursadas en la pasada primavera, aunque días después llegó a los despachos de la UE una protesta formal del Gobierno gibraltareño.

Un portavoz comunitario, Frédèric Vincent, ha matizado que esta misión viene a reemplazar la reunión inicialmente propuesta por Bruselas. Finalmente, "no habrá una reunión en Bruselas, sino un desplazamiento de expertos de la Comisión en septiembre", ha explicado. Esta delegación comunitaria trabajará en coordinación con las autoridades españolas y estará integrada por expertos de distintos departamentos, entre ellos Justicia e Interior y, probablemente, también Fiscalidad, han explicado fuentes europeas conocedoras de los contactos.

Es probable también que este viaje permita examinar la idea planteada por el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, de cobrar una tasa de 50 euros al paso fronterizo. La Comisión ha evitado pronunciarse al respecto hasta ahora porque no tiene "información suficiente" y porque lo considera, de momento, una declaración política, no una propuesta formal.

En las últimas semanas, han llegado quejas "nuevas y más graves" hasta Bruselas, según fuentes familiarizadas con el caso, por lo que la Comisión ha instado a España y a Gibraltar a "permitir el cruce de fronteras sin problemas y de manera eficiente", siempre teniendo en cuenta sus "obligaciones" con el derecho comunitario.

Además, la Comisión ha celebrado este martes el paso dado por los Gobiernos español y británico para crear un grupo de trabajo ad hoc, con el que tratar de resolver la disputa y relajar las tensiones. "Celebramos toda iniciativa bilateral para encontrar rápidamente una solución, (esta iniciativa) es bienvenida.", ha declarado en una rueda de prensa el portavoz comunitario Frédèric Vincent, quien ha aprovechado para recordar que el derecho de España ha realizar controles en frontera, siempre que sea de manera "proporcionada".