Sábado, 6 de Octubre de 2007

El Real Madrid debuta con victoria ante un digno Pamesa

El conjunto de Joan Plaza comenzó la defensa del título con las mismas consignas del año pasado ante un conjunto valenciano que apunta maneras (68-61)

AGENCIAS ·06/10/2007 - 22:30h

Rubén Garcés intenta encestar ante la oposición de Charles Smith. EFE

El Real Madrid, vigente campeón de la Liga ACB, inició la defensa de su título con una victoria por 68-61 ante el Pamesa Valencia, disputado en el Palacio de Vista Alegre, después de remontar en la segunda parte un partido que se le complicó mucho en la primera mitad, en la que los valencianos mostraron muy buen juego que no supieron mantener por el cansancio.


Llegaba con más preparación el equipo valenciano, con un bagaje de seis victorias y una sola derrota en la pretemporada, mientras que el Real Madrid lo hacía con menos partidos, tres victorias y una derrota, y una doble versión, la mostrada en el Torneo de la Comunidad, del que se proclamó campeón, y la de la Supercopa de España, donde sucumbió ante el Tau. Además, ambos equipos contaban con bajas importantes. En el conjunto blanco no pudo estar Felipe Reyes por una lumbalgia, mientras que en el Pamesa causó baja Zeljco Rebraca, fichaje de esta temporada, aún no recuperado de su lesión de gemelo.

Gran arranque de Pamesa 

Comenzó el partido con mucha igualdad entre ambos equipos, con defensas firmes que obligaron a alargar las posesiones y forzaban lanzamientos difíciles. De esta forma, el marcador mostró diferencias muy pequeñas hasta los últimos minutos del primer cuarto, cuando el Pamesa mejoró la efectividad en el tiro del Real Madrid y gracias a la velocidad en el manejo del balón de Shammond Williams el equipo valenciano fue haciéndose poco a poco superior.

Los de Fotis Katsikaris se hicieron dueños del partido, impidiendo toda reacción del Madrid y cerrando el primer cuarto con una ventaja de cinco puntos (16-21) que aumentó al inició del segundo, llegando hasta doce. Ante esta situación el entrenador madridista, Joan Plaza, movió el banquillo para buscar más efectividad en ataque y bajo el tablero. Sin embargo, las entradas de Tunçeri o Pelekanos de poco sirvieron y su rival siguió dominando el marcador, desquiciando a un Real Madrid que no consiguió reaccionar hasta poco antes del descanso, maquillando el resultado (30-34).

Reacción del Real Madrid

Tras la reaundación el Real Madrid salió espoleado y gracias a la esporádica aparición de Louis Bullock, consiguió dar la vuelta al marcador, poniéndose arriba tras una buena jugada del base americano que finalizó con canasta de dos puntos y tiro adicional. Con esta jugada los locales ganaron en confianza y con un sensacional Tunçeri, ahora sí, y la buena defensa de Sekulic y Hamilton, neutraizaron el ataque visitante, cerrando el tercer cuarto con un parcial de23-13.

Con la reacción madridista la situación del primer cuarto volvió a repetirse. Mucha igualdad y mucho control sobre la cancha. Sin embargo, los de Katsikaris acusaron el cansancio del ritmo impuesto en la primera mitad del encuentro y se vinieron abajo. El Real Madrid, mejor preparado físicamente, aprovechó la ocasión para abrir hueco en el electrónico y la confianza de sus hombres mejoró, dándose mejores porcentajes de tiro que impidieron la remontada visitante.

El Joventut gana en Fuenlabrada 

En el otro encuentro de la jornada, el DKV Joventut comenzó la Liga ACB con un triunfo arrollador en el feudo del Alta Gestión Fuenlabrada que se basó, sobre todo, en una defensa muy agresiva (73-97). El DKV Joventut forjó su triunfo en las continuas rotaciones en el banquillo verdinegro, la efectividad en ataque de casi toda su plantilla, con 6 hombres convirtiendo 10 puntos o más, el papel estelar del alero internacional Rudy Fernández y la poca consistencia local en todos y cada uno de los aspectos del juego.

Tras un primer cuarto igualado, el ala-pívot alemán Jan Jagla, con 8 puntos consecutivos, incluidos 2 triples dio la primera ventaja apreciable a los visitantes, 17-26 al final del primer cuarto. En el segundo cuarto, el equipo visitante, que ya había adquirido velocidad de crucero, fue poco a poco aumentado la ventaja en el marcador, alcanzando la máxima justo cuando sonaba la bocina que enviaba a los dos equipos al descanso (31-47).

No obstante, lo que parecía un final anunciado, fue retrasado por el equipo local, tras una reacción consiguió colocarse a 9 puntos (50-59, minuto 28). Un espejismo, un parcial de 2-23 puso un universo entre uno y otro equipo (52-82, minuto 33) que, además, coincidió con la máxima diferencia en el marcador. El resto del partido resultó ser un mero trámite. El Alta Gestión trató de maquillar el resultado y el DKV no frenó en su intensidad.