Jueves, 7 de Febrero de 2008

Zapatero pide perdón a los inmigrantes por las palabras de Arias Cañete

EP ·07/02/2008 - 22:33h

Miguel Arias Cañete, ayer. EFE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió hoy disculpas en nombre de todos los españoles a los "trabajadores inmigrantes" por las palabras del exministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, quien dijo que las urgencias hospitalarias de la red pública sanitaria están colapsadas porque los inmigrantes han descubierto la grandeza del sistema de salud.

Durante un mitin en Teruel, Zapatero dijo que España "es un país que trata dignamente a la gente que viene a trabajar porque así queremos que nos reconozcan en el mundo" y criticó las "ideas rancias" expresadas por Cañete. Según Zapatero, quien piensa así de los inmigrantes, lo extiende a todos los trabajadores y volvió a criticar a Arias Cañete porque "le parece bien que hagan --los inmigrantes-- los trabajos duros, que coticen a la Seguridad Social" y critica que utilicen la sanidad pública, planteamiento que es "injusto, inaceptable, intolerable" y constituye una "ofensa discriminatoria", frente a lo cual celebró que España es "un país que defiende la legalidad pero es digno".

El presidente del Ejecutivo central consideró "grave" estas declaraciones de Arias Cañete y criticó, por otra parte, las "ocurrencias" del presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, quien ha propuesto que los inmigrantes firmen un contrato con el Estado para comprometerse a tener una buena conducta social y laboral, propuesta que Zapatero rechazó.

El también secretario general de los socialistas limitó la responsabilidad de los inmigrantes al cumplimiento de sus derechos y obligaciones establecidos legalmente en cada momento.

¿A qué se refiere Rajoy con costumbres? 

Sobre la conveniencia de que los inmigrantes respeten las costumbres españolas, Zapatero recordó que "afortunadamente, no todos los españoles tenemos las mismas costumbres, hay muchas diferencias" y se preguntó "cuáles serán" las costumbres a las que alude Rajoy, tras lo que tildó también de ocurrencia la propuesta de Rajoy de plantar 500 millones de árboles en cuatro años para luchar contra el cambio climático.

 

En realidad, estas propuestas se deben a que los populares "no han hecho los deberes" durante la legislatura recién concluida, en el sentido de que "en cuatro años no les habréis oído hacer una propuesta al país", ya que "sólo han hecho que obstruir, poner dificultades y usar el terrorismo para hacer oposición, lo último que deberían haber hecho".

Tras tildar de "desfachatez" las críticas de Rajoy a los resultados de la economía española en la actualidad, Zapatero dijo presentarse a las próximas elecciones con la credencial de "haber arrimado el hombro en las tareas del Estado, de haber sido leal a los intereses generales, de haber apoyado a Aznar (1996-2004) en la lucha antiterorista" --lo que "hice porque para mí la lucha por la libertad, la defensa de nuestro país, está por encima de cualquier ambición política", dijo--, mientras que hoy "Rajoy no puede ir a ningún sitio a decir que ha sido leal y eso siempre estará ahí".

Por último, Zapatero agradeció a los militantes y simpatizantes socialistas "la serenidad, contención y prudencia" demostrada durante la legislatura en esta materia.

Noticias Relacionadas