Archivo de Público
Miércoles, 7 de Agosto de 2013

Detenidos tres pescadores españoles en Gibraltar por contrabando de tabaco

La Policía de Gibraltar mantiene retenido al pesquero junto a sus tripulantes, todos vecinos de la Línea de la Concepción

EFE ·07/08/2013 - 12:09h

Agentes de la Royal Gibraltar Police (RGP) han detenido esta madrugada a tres pescadores españoles por un supuesto delito de contrabando, según ha informado el Gobierno de Gibraltar en un comunicado.

La actuación se ha producido a las 04.00 horas de hoy, cuando los agentes de la RGP interceptaron en la zona de Catalan Bay al pesquero linense "San Francisco" cuando supuestamente transportaba varias cajas de tabaco de contrabando. Como consecuencia de esta intervención, la Policía de Gibraltar mantiene retenido al pesquero junto a sus tripulantes, tres pescadores españoles de 46, 49 y 51 años, todos vecinos de La Línea de la Concepción (Cádiz).

También han sido detenidos tres gibraltareños, dos de 38 años y el tercero de 42, cuando se encontraban en la playa de Catalan Bay. Junto con el pesquero, la RGP ha retenido también un bote de remos que se encontraba en la zona de la operación, según el comunicado, que indica que los seis detenidos permanecen en instalaciones policiales mientras prosiguen las investigaciones.

Según señala el Gobierno de Gibraltar, el pesquero retenido estaba siendo investigado por la RGP por su supuesta vinculación al contrabando, según informaciones que la Guardia Civil habría proporcionado a la Policía gibraltareña. Del mismo modo, desde Gibraltar resaltan que esta intervención "es ajena a la legislación en materia de pesca o de protección de la naturaleza".

Ayer un agente de la Guardia Civil resultó herido leve en el puesto de control fronterizo de Gibraltar al ser arrollado por un vehículo con matrícula gibraltareña que llevaba cinco cajas de tabaco de contrabando. El conductor desobedeció la orden de detenerse, aceleró y arrolló a un agente, que ha sufrido heridas de carácter leve. El conductor abandonó el coche en una zona cercana al Peñón y escapó a pie.

Tras localizar el vehículo, los agentes de la Guardia Civil comprobaron que había en su interior cinco cajas de tabaco de contrabando.