Archivo de Público
Miércoles, 7 de Agosto de 2013

Los sindicatos responden al FMI y no aceptan su propuesta de rebaja salarial

UGT y CCOO han tachado esta medida de "descabellada" ya que desde 2010 los sueldos han caído un 6,3% sin haber tenido ningún efecto en el empleo

EUROPA PRESS ·07/08/2013 - 11:22h

Los sindicatos UGT y CCOO han rechazado la propuesta del Fondo Monetario Internacional (FMI), apoyada por el vicepresidente económico de la Comisión Europea -Olli Rehn-, de reducir los salarios un 10% en España. Para UGT es una medida "descabellada" ya que desde 2010 los sueldos ya han caído un 6,3% sin haber tenido ningún efecto en el empleo. Para CCOO la moderación de los salarios "ya ha tocado fondo" y es el momento de dar "un tirón al alza".

En declaraciones a la cadena Ser, la portavoz de CCOO, Ana Herranz, ha reiterado que el sindicato se opone "total y frontalmente" a la propuesta del Fondo de rebajar los salarios, y ha indicado que la sociedad "necesita" de un mayor papel de los salarios para dinamizar la economía vía consumo.

"El pedir un esfuerzo de moderación de los salarios no beneficia a las personas, sobre todo cuando la inflación está alta como muestran los datos del mes de junio, es contraproducente seguir presionando a la baja los salarios", ha declarado la portavoz.

Los sueldos ya han caído un 6,3% sin haber tenido ningún efecto en el empleo

Herranz ha destacado que existen vías para la salida de la crisis diferentes a la devaluación de los salarios, como un incremento del empleo dado por inversión y mas crédito, aunque ha lamentado que "esta no va a ser la tendencia" porque el Gobierno es "cautivo de las decisiones de Bruselas".

Asimismo, la portavoz ha dicho que es el momento de que el salario mínimo interprofesional se incremente y revalorice, para que de alguna manera "tire del resto de los salarios", porque en los últimos años no ha habido revalorización. En este sentido, ha recordado la devaluación salarial que desde el año 2007 están "sufriendo" los trabajadores.

"No se ha generado empleo porque las partes no están cumpliendo, los únicos que están cumpliendo son los trabajadores, las empresas no crean empleo a pesar de la devaluacion salarial y el Gobierno no está cumpliendo con el control de los precios", ha concluido.

"El descenso salarial ha llevado a las familias al sufrimiento"

El sindicato UGT también ha denunciado la propuesta definiéndola como "descabellada" y ha apuntado que desde 2010 ya han caído un 6,3% sin haber tenido ningún efecto en el empleo.

"Solo está consiguiendo más paro y más pobreza", ha apostillado el secretario de Acción Sindical de UGT

El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha señalado que, lejos de mejorar la situación laboral, este descenso salarial ha traído una caída del consumo y de la inversión y "ha llevado a las familias una situación de sufrimiento y quiebra por no poder pagar las hipotecas". Además, el sindicato ha estimado que este recorte salarial "agravaría una situación bastante complicada y empobrecería aún más a los ciudadanos condenando a España a la miseria".

Asimismo, Ferrer ha criticado que "los comisarios vienen imponiendo desde 2010 unas políticas neoliberales que están fracasando". "En estos momentos hay en España más de 600.000 ocupados menos que antes de la reforma laboral", ha añadido.

Por otro lado, el representante sindical ha recordado que los empresarios están incumpliendo lo que pactaron en el II AENC porque mientras sus beneficios han subido un 2,2%, las rentas de los trabajadores han disminuido un 5,4%.

Por último, el sindicato ha apostillado que las políticas económicas y laborales puestas en marcha en 2010 "sólo están consiguiendo más paro, más pobreza y mayor desigualdad".

La CEOE mantendrá su acuerdo con los sindicatos

La CEOE mantendrá el pacto salarial fijado en el II Acuerdo para al empleo y la negociación colectiva (AENC) para el periodo 2012-2014 que incluye cláusulas de moderación salarial y más flexibilidad para modificar las jornadas y las condiciones de los trabajadores.

Fuentes de la patronal han señalado que la CEOE "está plenamente comprometida" con dicho acuerdo, que se firmó en enero de 2012, y es la "hoja de ruta" de los empresarios en materia salarial. El acuerdo firmado entre patronal y sindicatos fija que los aumentos salariales negociados no excederán del 0,5 % en 2012 y del 0,6 % en 2013.

Para 2014 establece que la subida de sueldos debe ajustarse al ritmo de la actividad económica, de tal manera que si el aumento del PIB a precios constantes es inferior en 2013 al 1 %, la subida salarial no excedería el 0,6 (se quedaría como en 2013). Si por el contrario la subida del PIB se sitúa entre el 1 % y el 2 % el aumento de los salarios no excederá del 1 %.

Fernández: "No es el momento de bajar los salarios"

El vicepresidente primero de la CEOE, Arturo Fernández, ha replicado este miércoles a Olli Rehn afirmando que las empresas y los trabajadores han hecho "muchos ajustes" ya y que, ahora que se habla de una posible salida de la recesión, "no es el momento oportuno ni para subir más los impuestos ni tampoco de bajar los sueldos".

"Deben ser los empresarios y los trabajadores los que tienen que resolver qué hacer con los salarios" Además, Fernández ha reclamado que deben ser los empresarios y los trabajadores los que tienen que resolver qué hacer con los salarios dependiendo de la marcha de las empresas. "No nos lo tiene que decir precisamente Bruselas, lo que tienen que hacer ellos es contener sus salarios, que creo que van al alza", ha llegado a decir.

Preguntado por la creciente diferencia de salarios entre las clases más altas y las más bajas en España y los riesgos de que desaparezca progresivamente la clase media, Fernández ha reconocido que la crisis ha "paralizado" el crecimiento de este estrato intermedio, que es "el que mueve la economía, la que consume, la que sale a tomar un café o cambia de coche".

Y por ello, ha asegurado que esa clase media "es la que tenemos que cuidar". "Lo que tenemos que hacer es que no haya esas diferencias entre las grandes fortunas y la clase media", ha añadido.

"Este señor (sobre Rehn) lo que tiene que pensar es que los españoles tenemos nuestra opinión y seguimos las maneras que nos dice Bruselas, pero también tenemos que opinar nosotros", ha dicho, para añadir que "esta bajada de salarios del 10% tenemos que pensar que es un problema de los empresarios y de los españoles".