Sábado, 6 de Octubre de 2007

Miles de personas exigen por toda España una vivienda digna

Convocados por la 'Plataforma V de Vivienda', miles de jóvenes han reclamado a las instituciones que promuevan políticas que ayuden al acceso a una vivienda

PÚBLICO/AGENCIAS ·06/10/2007 - 21:21h

Un manifestante de Madrid junto con su carro repleto de carteles revindicativos. EFE

Miles de personas, en su mayoría jóvenes, se han manifestado en varias ciudades de España al grito de "Nos van a tener que oír. V de Vivienda, V de Victoria", para reivindicar el derecho de todos los ciudadanos a una vivienda digna.

En Madrid la marcha, convocada por la Plataforma V de Vivienda, ha transcurrido sin incidentes desde la Puerta del Sol hasta Atocha por Cibeles y el paseo del Prado. Los manifestantes, 2.000 según la Policía Nacional y 20.000 según fuentes de la organización, han marchado detrás de una pancarta en la que se leía "Gente sin casa, casa sin gente. Alquiler social, ni subvenciones ni migajas".

Varios de los participantes portaban banderas republicanas y algunos carteles en los que pedían una vivienda justa, y durante todo el recorrido se han coreado gritos como "Qué pasa, que pasa, que no tenemos casa", "Espe, espe, especulación" o "Madrid, capital de la especulación".

La manifestación ha ido precedida por un camión en el que iban dos superhéroes: "Supervivienda" y su alter ego "Hipotecón", que coreaban consignas y leían datos como que en todo el país existen tres millones de casas vacías, que en Europa el alquiler alcanza el 40% y en España apenas el 5% o que más de 30.000 personas duermen en la calle, una cifra que en verano se duplica.

Dos horas y media después de su comienzo, la marcha ha finalizado en la glorieta de Atocha, donde "Supervivienda" ha leído un comunicado en el que los convocantes han asegurado que la manifestación "no es solo un acto de protesta por la lamentable situación actual, propiciada por la vergonzosa actitud de los poderes públicos", sino "la demostración de que se ha acabado el conformismo y ahora exigimos ser los protagonistas". Después del comunicado, los manifestantes han gritado al unísono "no vamos a tener casa en la puta vida".

Dos millares de manifestantes en Barcelona 

En Barcelona, unas 1.800 personas se han manifestado por el mismo motivo. La manifestación, que se ha celebrado sin incidentes, ha tenido un tono festivo y ha comenzado con el desfile de jóvenes que tocaban tambores por las calles del centro de la ciudad, a la vez que portaban camisetas y globos amarillos, así como pancartas con lemas en contra de la especulación y del Pacto Nacional de la Vivienda, promovido por la Generalitat que se firmará el próximo lunes.

Uno de los portavoces de la Asamblea por la vivienda de Barcelona, Albert Sancho, ha explicado que han decidido promover la convocatoria tras un año y medio de movilizaciones y porque "con este pacto y esta ley no tendremos una casa en la puta vida".

Según el manifiesto elaborado por los miembros de la plataforma, las medidas anunciadas en el Pacto sólo son "márketing preelectoral" y además esconden la filosofía de "destinar dinero público para favorecer aún más a aquellos que hasta ahora se han enriquecido especulando con el derecho fundamental a la vivienda". "Se utilizará dinero público para perpetuar los beneficios millonarios que han obtenido los mismos que ahora firman el Pacto, a costa del sufrimiento y del endeudamiento de la población", subraya el manifiesto.

También concentraciones en Sevilla y Murcia

Medio centenar de personas se concentraron en la Plaza Nueva de Sevilla. En declaraciones a Europa Press TV uno de los miembros de la asamblea, Antonio Buenavida, explicó que su objetivo es que se "escuche realmente a los interesados, intercambiar experiencias y que cada uno exprese cuáles son sus problemas de vivienda".

Para Buenavida, uno de los principales problemas es que se ha consentido "que un derecho básico se convierta en un negocio en el que algunas personas se enriquecen mientras que los vecinos tradicionales no tienen una vivienda digna".

En la misma línea se pronunció uno de los jóvenes que se concentaron en la capital hispalense, Jesús Castillo, quien destacó que los jóvenes están cansados de alquileres "tan caros" que no les permiten independizarse, y que este aspecto influye negativamente en "todos los ámbitos de la vida personal, incluso en las relaciones de pareja".

Alrededor de 150 personas, según la organización, se concentraron en la plaza de Santo Domingo de Murcia para reclamar el acceso a una vivienda digna y medidas como el fomento del alquiler, y el establecimiento de un techo al precio de las casas por parte del Gobierno regional y las administraciones locales.

Los asistentes portaron una pancarta de la 'Asamblea por una vivienda digna', así como otras más pequeñas con distintos lemas, como 'Hay 100.000 viviendas vacías en Murcia'.


El problema, según Moreno radica "en el abandono de las políticas públicas de vivienda que había hasta hace diez años y que cesaron para privatizar el sector y dejarlo en manos de los promotores". "Ya no se hacen concursos para asignar las casas de protección oficial y no se conocen los criterios de entrega, que están en manos de los promotores", señaló.

 

 

 

Noticias Relacionadas