Jueves, 7 de Febrero de 2008

Aguirre echa balones fuera

La presidenta madrileña acusa a la oposición de mentir sobre el ‘caso Leganés'

PATRICIA RAFAEL ·07/02/2008 - 21:45h

Luis Montes, ayer, a su llegada al debate en el Pleno de la Asamblea de Madrid. / EFE

El escenario cambió pero el contenido no se movió ni un ápice: la Comunidad de Madrid no asumirá responsabilidades por el caso de las supuestas sedaciones irregulares de Leganés. Sus miembros lo llevan repitiendo desde hace dos semanas y ayer la presidenta regional, Esperanza Aguirre, volvió a reiterarlo: la Comunidad actuó siempre correctamente.

Y no sólo eso. En un duro debate con las portavoces del PSOE, Maru Menéndez, e IU, Inés Sabanés, durante un Pleno en la Asamblea de Madrid acusó a la oposición de no decir la verdad: "Mienten, mienten, mienten", dijo.

Aguirre argumentó que su gobierno siempre actuó en defensa del interés general y recordó que el doctor Luis Montes, presente ayer en el debate, fue relevado de su puesto de coordinador de Urgencias en el hospital Severo Ochoa de Leganés "porque la inspección detectó irregularidades".
Sin embargo, Montes fue cesado tras recibir la Consejería de Sanidad una denuncia anónima que acusaba a los médicos del servicio de haber matado a 400 pacientes. Hace dos semanas un fallo de la Audiencia Provincial de Madrid afirmó que no existió mala práctica médica por parte de los profesionales.

Personados en la causa

Esperanza Aguirre insistió en la Asamblea en los mensajes que desde hace dos semanas repiten sus consejeros: "La Consejería de Sanidad [dirigida en 2005 por Manuel Lamela, actual consejero de Transportes] trasladó la denuncia de una asociación a la Fiscalía". "No engañen", acusó la presidenta a la oposición e insistió en que la Comunidad nunca se personó en la causa.

No obstante, Aguirre olvida que en mayo de 2005 la Consejería de Sanidad, a través de su viceconsejero, Arturo Canalda, presentó una denuncia en los juzgados de Leganés por supuestas sedaciones irregulares. La denuncia se basaba en un informe realizado por una comisión de expertos nombrados por el propio Lamela.

La portavoz socialista responsabilizó a Aguirre del "sufrimiento" de los médicos de Leganés y de encabezar una operación de acoso a la sanidad pública.

Luis Montes, que abandonó el hemiciclo antes de que finalizara el debate, indicó que las "difamaciones" que se dijeron sobre las denuncias hicieron mucho daño a la Sanidad pública, informó Europa Press. Por ello, afirmó que seguirá pidiendo responsabilidades "porque es el tiempo de la reparación, aunque no hay ninguna prisa".

Noticias Relacionadas