Jueves, 7 de Febrero de 2008

Custo Dalmau presenta en Nueva York una colección de complementos y planes de expansión

EFE ·07/02/2008 - 22:07h

EFE - Custo Barcelona, la marca del diseñador y la única española que desfila en la "Fashion Week" de la Gran Manzana desde 1996, presenta en su colección otoño-invierno 2008-2009 un total 81 propuestas para hombres y mujeres muy urbanos.

El diseñador español Custo Dalmau presenta hoy en la Semana de la Moda de Nueva York una novedosa colección de complementos, con gafas de sol y minibolsos, que se incorpora a sus propuestas, entre "clásicas y experimentales", para la próxima temporada otoño-invierno.

Además, Dalmau, uno de los creadores europeos que más gustan en Estados Unidos, en declaraciones a Efe indicó que tiene planes de expansión en este país, en donde planea abrir nuevas tiendas en Nueva York, y otras en California, Texas y Hawaii.

Custo Barcelona, la marca del diseñador y la única española que desfila en la "Fashion Week" de la Gran Manzana desde 1996, presenta en su colección otoño-invierno 2008-2009 un total 81 propuestas para hombres y mujeres muy urbanos.

"La estética de la pasarela es un clásico experimental. La idea de la colección es partir de modelos clásicos, evolucionarlos y transformarlos para tener un lenguaje experimental", dijo hoy a Efe el diseñador.

Explicó que en sus diseños, la identidad es colorista, y que en ellos "los colores predominantes han sido azules, añiles, morados y grises, mezclados con otras tonalidades".

"La novedad a la hora de armar el desfile ha sido la combinación de medidas: abrigos anchos y muy grandes con piezas entalladas, y abrigos largos con mini-vestidos o abrigos cortos con vestidos largos", explicó.

Los tejidos utilizados por Custo van desde los clásicos como la lana a otros más modernos como los jacquards combinados con acetato, pasando por el lamé, además de incluir pedrería y paillettes en unos diseños que valen tanto para el día como para la noche.

Una de las novedades con que Custo (Ángel Custodio Dalmau, 1959) llega a la pasarela neoyorquina, que se cierra mañana, es una colección de gafas con diseños cuadrados, cristales de colores, y en definitiva con una estética muy de los sixties, que la marca catalana quiere poner en el mercado antes del verano.

"Hemos tratado de que las gafas de sol tengan el mismo lenguaje que tienen nuestras colecciones de ropa, con color y grafismo, pero que a la vez sean llevables", dijo el diseñador, que también explicó que ese complemento "tiene, al fin y al cabo, un código distinto al de la ropa".

Custo Barcelona llega a Manhattan en esta ocasión centrándose también en otros complementos, como los mini-bolsos, para los que ha elegido un diseño en forma de pequeñas cajas metálicas.

"Esta apuesta por los complementos es una expansión natural de nuestro trabajo creativo. Creo que son necesarios para redondear el círculo de nuestras colecciones", señaló el diseñador, que durante la pasarela neoyorquina en septiembre pasado ya presentó su primera colección de bolsos veraniegos.

Custo Dalmau subrayó que la firma ha querido empezar por las gafas de sol, "pues poco a poco hay que ir expandiéndose a otros terrenos que todavía no hemos llegado".

Entre esas otras áreas de expansión están los zapatos, un complemento del que Custo y sus creativos han empezado a diseñar una colección que quiere comercializar el próximo verano.

Las creaciones del diseñador español, que se siente en Nueva York "como en casa", tiene un éxito indiscutible entre el público estadounidense más vanguardista.

A Custo se le conoce en EE.UU. desde hace más de una década, cuando los estilistas de series de éxito como "Friends" y "Sex and the city" vistieron a sus protagonistas con las originales camisetas que le dieron a conocer.

El mercado estadounidense concentra el mayor porcentaje de facturación de Custo Barcelona, el 20 por ciento, por encima de otros mercados como el español y el italiano (19 por ciento), o el francés (12 por ciento).

La firma española, que ya dispone de una tienda en Manhattan, planea abrir dos más en los próximos meses, y además ampliar a otros lugares del país, pues "la idea es terminar el año con tres tiendas en Nueva York, una en Honolulu, otra en San Diego, la segunda de Los Ángeles y otra en Houston", explicó el diseñador.