Archivo de Público
Lunes, 5 de Agosto de 2013

El pederasta excarcelado en Marruecos trabajó en la Universidad de Murcia y abusó de once niños

Daniel Galván pertenecía al departamento de Relaciones Internacionales y el rector afirma que su comportamiento "fue absolutamente normal"

EUROPA PRESS ·05/08/2013 - 18:09h

El pedófilo español, Daniel Galván. -EFE

Daniel Galván Viña, el pederasta español excarcelado en Marruecos y detenido este lunes en Murcia , trabajó para la Universidad de Murcia (UMU) en el departamento de Relaciones Internacionales, primero como becario desde 1996 a 1998 y, posteriormente, con un contrato desde 1998 a 2002, según ha confirmado el rector de la institución docente, José Antonio Cobacho.

En declaraciones a los medios de comunicación, Cobacho ha señalado que, tras conocer la noticia, ha consultado la ficha del individuo y ha comprobado que, al parecer, es un hombre "con un gran conocimiento de idiomas, en concreto, del árabe", y la UMU es una universidad "con mucho interés en forjar relaciones con los países árabes".

En la ficha del individuo había también constancia de que el domicilio oficial en aquel momento en España era Torrevieja (Alicante), según Cobacho, quien no ha podido añadir más información, ya que no tuvo la oportunidad de conocerle. "Han sido los compañeros del área de Relaciones Internacionales los que me han informado", ha afirmado. Al parecer, según el rector, la labor de Galván Viña en la UMU "fue absolutamente normal, e hizo satisfactoriamente su trabajo".

"Es un hombre con gran conocimiento de idiomas, en concreto, del árabe"

Prueba de ello, añade Cobacho, es que este individuo "tuvo primero una beca durante dos años y luego un contrato laboral durante cuatro años". Cuando llegó el momento de convertirse en funcionario, el pedófilo "no siguió ese camino, en 2002". Dado su conocimiento del árabe y de otros idiomas, Galván Viña se ocupaba de asuntos de relaciones internacionales, aprovechando la importancia que tiene para la UMU tiene esta área, puesto que cuenta con alumnos de muchas nacionalidades y es preciso hablar muchos idiomas.

Daniel Galván fue condenado en 2011 a 30 años de cárcel por abusar de once niños menores de edad (entre 2 y 14 años), pena que fue confirmada en apelación y en casación, si bien el pasado martes salió en libertad sin cargos tras el indulto colectivo de 48 presos españoles.