Jueves, 7 de Febrero de 2008

Integración a base de tortilla de patata

El Gobierno presume de que los inmigrantes consumen cada vez menos comida típica de su país

DIEGO BARCALA ·07/02/2008 - 20:40h

Una familia de inmigrantes asiáticos consume comida china en Madrid. / REYES SEDANO

No sabemos si los inmigrantes que vengan a España a partir del 9 de marzo tendrán que firmar un contrato de españolidad como exige Mariano Rajoy, líder del PP, pero sí conocemos una de las estrategias de integración del Gobierno: conquistarlos por el estómago. El Ministerio de Agricultura presentó ayer el estudio sobre hábitos alimentarios de los inmigrantes en España que presenta como éxito que el consumo de cous-cous haya bajado en los magrebíes, los pescados en los europeos del Este y las frutas tropicales en los americanos.

"Ya sólo consumen las comidas de su país en fechas señaladas como las Navidades", explicó Consuelo Pérez, una de las autoras de la encuesta y miembro del departamento de alimentación del Ministerio de Agricultura. La ministra, Elena Espinosa, consideró un logro el aumento de la frecuencia de las comidas españolas en la mesa de los extranjeros que viven en España. "Contribuye a su integración", resumió. El porcentaje de comidas españolas en la mesa de las familias inmigrantes ha subido del 51% en 2004 al 54%.

El menú de los extranjeros residentes en España está compuesto, en la mayoría de las ocasiones, por carne y arroz, y cumple con los horarios españoles que otorgan mayor importancia al almuerzo que a la cena o el desayuno. El 13% consideraba el desayuno la comida más importante de la jornada, y en España el porcentaje baja al 5%, en contra de las recomendaciones de Sanidad.

Espinosa destacó en varias ocasiones el esfuerzo realizado por la industria agroalimentaria española para satisfacer las necesidades de la despensa de los inmigrantes. Sin embargo, el 66% de los europeos del Este ha dejado de comer sus productos típicos porque no los encuentra. El mismo problema encoge el estómago de los procedentes del Magreb, y sólo los asiáticos y los latinoamericanos tienen menos dificultades.

El 17% de los chinos añora la comida de su país, sobre todo, condimentos, hierbas, variedades de pescado, bollería y tipos de fideos. Los inmigrantes de América del Sur y Centroamérica no encuentran variedades de plátanos, frutas tropicales y otros productos como el mote la mazamorra, las humitas y el choclo.

Noticias Relacionadas