Jueves, 7 de Febrero de 2008

Arias Cañete: "Ya no hay camareros como los de antes"

Acusa a los inmigrantes de estar poco cualificados y colapsar las urgencias

PÚBLICO ·07/02/2008 - 20:30h

Ya no quedan "aquellos camareros maravillosos que teníamos, que le pedíamos un cortado, un nosequé, mi tostada con crema, la mía con manteca colorada, cerdo, y a mí uno de boquerones en vinagre y venían y te lo traían rápidamente y con una enorme eficacia". Éste fue el colofón, porque el secretario ejecutivo de Economía y Empleo del Partido Popular tuvo ayer su día de gloria.

En apenas la hora que duró su intervención en el Foro Cinco Días, Miguel Arias Cañete hizo las delicias de aquéllos que se escudan en tópicos denigrantes para rechazar la inmigración en España.

Lo que debía ser una defensa de la propuesta que sobre ésta hizo Mariano Rajoy -los extranjeros deben firmar un "contrato" aceptando cumplir las "costumbres" de los españoles- se convirtió en un alegato contra la inmigración en forma de frases o comparaciones que pusieron en entredicho la cualificación de la mano de obra inmigrante.

El de "ya no hay camareros como los de antes" sólo fue uno de los razonamientos de Cañete, porque el dirigente del PP, conforme avanzaba su discurso, se crecía en apreciaciones sobre la situación de los inmigrantes en España.

Colapso de urgencias

Así, por ejemplo, según su criterio, el colapso actual en las urgencias de los hospitales se debe a que los inmigrantes han descubierto "la grandeza del sistema sanitario español". "Alguien que para hacerse una mamografía en Ecuador tiene que pagar el sueldo de nueve meses, viene aquí a urgencias y tarda un cuarto de hora", aseguró el responsable económico del PP.

El ex ministro de Agricultura entiende que las bondades del "contrato de integración" propuesto por Rajoy estriban en que los españoles "tenemos derecho" a pedir a los inmigrantes que se integren y, si no lo logran, a que vuelvan "voluntariamente" a sus países.