Archivo de Público
Sábado, 3 de Agosto de 2013

Francia y Alemania cierran sus embajadas en Yemen

Ambos países se suman a Reino Unido y EEUU, que han cerrado sus representaciones diplomáticas por razones de seguridad al considerar que hay una amenaza "significativa" de ataque terrorista.

AGENCIAS ·03/08/2013 - 18:21h

Manifestantes yemeníes protestan frente a la Embajada de EEUU en Saná, durante los disturbios en septiembre de 2012. EFE

Francia y Alemania han anunciado este sábado su intención de cerrar a partir de mañana sus respectivas embajadas en Yemen por motivos de seguridad, con lo que se suman así a Estados Unidos y Reino Unido, que ya habían informado del cierre de sus representaciones diplomáticas.

"Tenemos motivos para creer que la amenaza es muy grave y otros países han tomado medidas similares", ha explicado el presidente francés, François Hollande.

"Por consiguiente, la embajada (en Yemen) estará cerrada varios días. También somos conscientes de que tendremos que mantener una vigilancia extrema en las próximas semanas, especialmente para la gente que viaje a la zona", ha explicado. Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores francés ha confirmado el cierre, pero ha matizado que la delegación diplomática volverá a abrir el próximo lunes, 4 de agosto.

El Departamento de Estado norteamericano anunció el jueves el cierre de varias embajadas este domingo. Un total 22 de sus embajadas y consulados en varios países del mundo árabe cerrarán por una amenaza "significativa" de ataque terrorista, descubierta gracias a la interceptación de comunicaciones entre miembros de alto rango de Al Qaeda.

"Es una amenaza significativa y estamos reaccionando ante ella", ha asegurado el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Martin Dempsey. También es una amenaza "más específica" que otras anteriores y tiene que ver con un potencial ataque "a Occidente, no solo a intereses estadounidenses", precisó Dempsey. Además el Departamento de Estado emitió ayer una alerta mundial de viaje para los estadounidenses en la que advierte de "la posibilidad continua de ataques terroristas", especialmente en Oriente Medio y el Norte de África, y que pueden ocurrir o proceder de la Península Arábiga.