Sábado, 6 de Octubre de 2007

Brown descarta celebrar elecciones anticipadas en Reino Unido

El anuncio ha sido acogido con una avalancha de críticas por parte de la oposición, entre las que han destacado las procedentes del líder "tory", David Cameron.

AGENCIAS ·06/10/2007 - 21:12h

Gordon Brown, primer ministro británico. AFP

El primer ministro británico, Gordon Brown, ha puesto fin a semanas de incertidumbre, al descartar la celebración de elecciones generales anticipadas este año o el siguiente.

En una entrevista con la BBC, el "premier" ha asegurado que había tomado esa decisión porque quería demostrar a los ciudadanos "su visión de cambio" para el Reino Unido, aunque los conservadores la calificaron de "marcha atrás humillante" del líder laborista tras comprobar el repunte de los "tories" en los últimos sondeos.

La última encuesta de intención de voto, elaborada por la firma ICM para la edición de mañana del dominical "News Of The World" y adelantada ya por los medios, revela una ventaja de 6 puntos de los "tories" sobre los laboristas en circunscripciones electorales decisivas.

El jefe del Ejecutivo negó que su postura definitiva sobre un eventual adelanto electoral estuviera motivada por el giro desfavorable que ha experimentado su partido en los sondeos, que revelan un repunte conservador. "No voy a convocar elecciones. Tengo una visión de cambio en el Reino Unido y quiero mostrar a los ciudadanos cómo el Gobierno va a llevarlo a cabo", afirmó un Brown aparentemente relajado en la entrevista, parte de la cual ya ha sido emitida por la BBC y que se ofrecerá íntegra este domingo.

En sus declaraciones al periodista de la BBC Andrew Marr en el 10 de Downing Street, residencia y despacho oficial del primer ministro, Brown recordó las sucesivas crisis, desde los atentados fallidos de Londres y Glasgow (Escocia) hasta los brotes de fiebre aftosa, que ha tenido que lidiar su Gabinete en los apenas tres meses de mandato desde que sucediera el 27 de junio a Tony Blair.

Oportunidad para plasmar su visión para el futuro 

Indicó que podría haber convocado unas elecciones en las que los ciudadanos pudieran haber juzgado la "competencia" demostrada por su Gobierno en esas situaciones e insistió en que esperaba que la población "hubiera entendido" que el Ejecutivo actuó de forma eficiente.

Sin embargo, añadió: "Lo que quiero hacer es mostrar a la gente la visión que tenemos para el futuro de este país en vivienda, salud y educación. Y quiero tener la oportunidad en la próxima fase de mi mandato de desarrollar y mostrar a los ciudadanos las medidas que van a suponer un gran cambio para el país".

Duras críticas de la oposición 

El anuncio de Brown, tras semanas de incertidumbre, ha sido acogido con una avalancha de críticas por parte de la oposición, entre las que han destacado, por su especial dureza, las procedentes del líder "tory", David Cameron, que acusó al primer ministro de haber demostrado "una gran debilidad e indecisión".

Cameron, que hoy había retado de nuevo al jefe del Ejecutivo a "abandonar su vacilación constante" y convocar de una vez los comicios, acusó a Brown de no haber estado centrado en los últimos meses en dirigir el país. "Ha tratado de una forma manipuladora de allanar el camino hacia unas elecciones generales -observó Cameron- y ahora ha tenido que echarse para atrás de esta forma humillante".

En declaraciones desde su circunscripción en Witney, el líder "tory" destacó la decepción no sólo en su partido sino también entre "millones de ciudadanos" por tener que esperar ahora "posibleente otros dos años" para poder tener un verdadero cambio en el país.

Por su parte, el líder de los liberales demócratas, Menzies Campbell, ha asegurado que los ciudadanos interpretarán la decisión de Brown como "una falta de coraje" por parte del primer ministro, al tiempo que le ha acusado de actuar en función de lo que conviene al Laborismo, en lugar de anteponer los intereses del país.