Archivo de Público
Viernes, 2 de Agosto de 2013

Los islamistas convocan nuevas concentraciones pese a las amenazas del Gobierno egipcio

AI denuncia el empleo de munición letal por parte de los islamistas y el Gobierno anuncia que tomará "todas las medidas necesarias para impedir las acabar con las acampadas. EEUU informa del cierre de sus embajadas en Oriente este domingo.

 

PÚBLICO / AGENCIAS ·02/08/2013 - 12:14h

El padre de un miembro de los Hermanos Musulmanes fallecido en los últimos enfrentamientos besa el cuerpo de su hijo el 1 de agosto de 2013 en El Cairo, Egipto. REUTERS/Amr Abdallah Dalsh

Los partidarios del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi saldrán hoy de nuevo a las calles para rechazar el golpe militar, pese a que el Gobierno ha encargado a la policía poner fin a sus protestas al considerarlas un peligro para la seguridad nacional.

La Coalición Nacional de Defensa de la Legitimidad, que incluye varios grupos islamistas, entre ellos los Hermanos Musulmanes, ha convocados manifestaciones bajo el lema "Egipto contra el golpe", mientras mantiene sus acampadas de Rabea al Adauiya y Al Nahda, en El Cairo.

El líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badía, pidió hoy en su sermón semanal a los egipcios que continúen con sus protestas y a los policías y soldados que no obedezcan eventuales ordenes de asesinar a los manifestantes.

Interior tomará "todas las medidas necesarias" para acabar con las acampadas islamistas.  Badía, al que la Fiscalía decidió hace dos días presentar ante la justicia, dijo que las marchas se mantendrán pacíficas y criticó que hubo "una conspiración interna y externa" contra Mursi, derrocado el pasado 3 de julio. En la misma línea, la Coalición Nacional de Defensa de la Legitimidad afirmó que no abandonarán sus plazas hasta que se anulen las consecuencias del golpe militar.

Hace dos días, el Gobierno egipcio ordenó al Ministerio del Interior que adopte "todas las medidas necesarias" para acabar con las acampadas islamistas de Rabea al Adauiya y Al Nahda. El portavoz de Interior, Hani Abdelatif, instó ayer a los manifestantes a que abandonen estas plazas, garantizándoles una "salida segura y protección" si responden al llamamiento.

La disuelta Cámara alta, que está dominada por los islamistas y se reúne en Rabea al Adauiya, rechazó hoy en una nota las amenazas de las autoridades.El llamado Consejo de la Shura subrayó que "el asesinato de manifestantes pacíficos es completamente culpa de los dirigentes del golpe de Estado y de aquellos políticos que instigan a la violencia.

De momento, la ola de protestas tras el derrocamiento de Mursi ya se ha cobrado las vidas de más de un centenar de personas por la represión militar y los enfrentamientos registrados entre seguidores y detractores del depuesto presidente, y no parece que la situación vaya a estabilizarse a corto plazo.

La ONG Amnistía Internacional (AI) ha advertido este jueves de que la decisión del Gobierno de Egipto de ordenar el desalojo de los dos campamentos de protesta de los partidarios del expresidente Mohamed Mursi en El Cairo, que las autoridades consideran "una amenaza a la seguridad nacional", puede derivar en "nuevos abusos y derramamientos de sangre", teniendo en cuenta el "uso excesivo y letal de la fuerza" que ha caracterizado a las autoridades egipcias en el pasado.

AI: "Los partidarios de Mursi también han cometido actos violentos como torturas, y han utilizado armas con munición letal"  "Tanto las autoridades como las fuerzas de seguridad deben adoptar un enfoque que evite el uso de la fuerza y se base en 'métodos de persuasión, negociación y mediación' tal y como recomiendan los estándares internacionales", ha proseguido. "Las fuerzas de seguridad no deben recurrir al uso de armas de fuego a menos que exista una amenaza inminente de muerte o lesiones graves", ha agregado Hadj Sahraoui.

La organización ha puntualizado que en las últimas semanas los partidarios de Mursi también han cometido actos violentos, como torturas, y han utilizado armas con munición letal. "El uso de la violencia por parte de algunos manifestantes no debe ser un pretexto para impedir que otras personas ejerzan su derecho a la protesta pacífica", ha declarado la directora adjunta del Programa para Oriente Próximo y el Norte de África de AI.

Reacciones internacionales

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ha sostenido este jueves que el Ejército egipcio "restauró la democracia" al derrocar al expresidente Mohamed Mursi el 3 de julio, según ha informado el diario estadounidense The Wall Street Journal.

"En efecto, estaban restaurando la democracia. Millones de personas pidieron al Ejército que interviniera por temor a que el país cayera en el caos", ha agregado durante una rueda de prensa en Pakistán, donde se encuentra realizando una visita diplomática.

Asimismo, ha manifestado que Estados Unidos "no dio un golpe de Estado para gobernar el país" y ha recordado que "en estos momentos hay un Gobierno de carácter civil al frente del país".

En caso de definir la actuación de las FA como "golpe de Estado" EEUU debería paralizar la entrega de ayudas a Egipto.

EEUU había rechazado hasta el momento pronunciarse sobre el asunto ya que, en caso de definir la actuación de las Fuerzas Armadas como un golpe de Estado, tendría que cortar la ayuda económica y militar al país africano, cifrada en más de 1.100 millones de euros anuales.

Por otra parte, una delegación de la Unión Africana (UA), que se reunió con las nuevas autoridades egipcias y con Mursi -retenido por los militares-, visitó ayer a los acampados en Rabea al Adfauiya. Según un comunicado de los Hermanos Musulmanes, la misión africana comparó a Mursi con Nelson Mandela y señaló que no han cambiado su postura de rechazo al golpe de Estado.

La Unión Africana suspendió la participación de Egipto en sus reuniones y actividades en protesta por el golpe militar que depuso a Mursi tras las multitudinarias concentraciones que pedían elecciones presidenciales anticipadas.

El ministro de Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle, ha pedido este jueves a Egipto que evite "la apariencia de justicia selectiva", después de las detenciones de algunos altos cargos de Hermanos Musulmanes. 

La petición de Berlín llegaba después de que la Fiscalía de la provincia egipcia de Ismailia ordenase la detención del secretario de la rama del Partido Libertad y Justicia (PLJ) en Tal al Kabir, Baligh Hamdy, por incitar a la violencia, asaltar a un agente, alterar la seguridad y disparar contra varias personas con un arma no registrada.

Las acusaciones han sido presentadas en el marco de las investigaciones de los enfrentamientos registrados el 5 de julio de 2012 frente a la sede de la gobernación cuando miles de seguidores de Hermanos Musulmanes intentaron irrumpir en ella y que se saldaron con tres muertos y 28 heridos, según ha informado el diario egipcio 'Al Masry al Youm'.

Cierre de varias embajadas norteamericanas este domingo

El Departamento de Estado de Estados Unidos anunció este jueves que varias de sus embajadas permanecerán cerradas el domingo por motivos de seguridad no especificados."El Departamento de Estado ha solicitado a varias embajadas y consulados que permanezcan cerrados o que suspendan sus operaciones el domingo 14 de agosto", ha dicho la portavoz del departamento Marie Harf. "Motivos de seguridad nos han llevado a tomar esta medida de precaución", ha agregado.

Las embajadas afectadas son las ubicadas en Irak, Egipto, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin, Israel, Jordania, Kuwait, Libia, Omán, Qatar, Arabia Saudí, Yemen, Afganistán y Bangladesh.

Incluso la UE tomará "precauciones" en Oriente Medio tras el aviso de la Inteligencia estadounidense, aunque todavía no hayan dado muchos datos sobre el tipo de amenaza contra el que están actuando. La cadena de televisión estadounidense CBS ha indicado que el cierre de estas embajadas está vinculado con la existencia de datos de Inteligencia que citan un complot de la organización terrorista Al Qaeda contra delegaciones diplomáticas estadounidenses en países musulmanes.