Jueves, 7 de Febrero de 2008

El BCE mantiene los tipos pero asume que hay una "inusual elevada incertidumbre" sobre el crecimiento

EFE ·07/02/2008 - 11:06h

EFE - El Banco Central Europeo (BCE) decidió hoy mantener los tipos básicos de interés en la zona del euro en el 4 por ciento. En la foto, el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, destacó hoy que existe una "inusual elevada incertidumbre" sobre el crecimiento económico, lo que significa que la entidad contempla la posibilidad de recortar pronto los tipos de interés.

Previamente, el consejo de gobierno del BCE decidió por unanimidad mantener el precio del dinero para los países del euro en el 4 por ciento por octavo mes consecutivo.

A diferencia de la entidad europea, el Banco de Inglaterra recortó las tasas en 25 puntos básicos, hasta el 5,25 por ciento, debido a la caída de los precios de la vivienda en el cuarto trimestre del año pasado.

En la rueda de prensa tras la reunión celebrada en Fráncfort, donde se encuentra la sede central del BCE, Trichet explicó que el máximo órgano ejecutivo de la entidad monetaria europea no discutió ni una subida, ni una bajada de los tipos de interés.

En las reuniones de diciembre y enero, algunos miembros del consejo de gobierno del BCE eran partidarios de subir las tasas.

El BCE recortó los tipos de interés por última vez en junio de 2003, cuando los bajó en 50 puntos básicos hasta el 2 por ciento y posteriormente mantuvo ese nivel hasta diciembre de 2005.

Después de que el presidente del BCE dejara la puerta abierta a una reducción de las tasas, el euro perdió posiciones frente al dólar con fuerza y cayó hasta el mínimo del día en 1,4480 dólares.

La moneda única había ganado hasta ahora terreno frente al "billete verde" por las expectativas de que se iba a reducir el diferencial de los tipos entre EEUU y la zona del euro, a favor de esta última.

"Ya que se mantiene la nueva apreciación de riesgos en los mercados financieros, existe una inusual elevada incertidumbre sobre su impacto sobre la economía real", dijo Trichet.

El banquero francés calificó que los fundamentos económicos de la zona del euro son sanos, si bien los datos recientes han confirmado que existen riesgos a la baja para la reactivación económica.

El presidente del BCE recordó que en marzo la entidad dará a conocer las previsiones de crecimiento, que contemplarán un nuevo escenario.

Trichet añadió que el crecimiento de la zona del euro podría situarse cerca de su tasa potencial pero más bien en la parte más baja.

Los analistas prevén que el BCE revisará en marzo a la baja sus pronósticos de crecimiento para 2008 en los países que comparten el euro.

El analista de Commerzbank Michael Schubert consideró que las declaraciones de Trichet dejan entrever que la entidad monetaria podría bajar los tipos de interés a partir del segundo trimestre.

En las proyecciones de diciembre, el personal del banco europeo pronosticó un crecimiento en 2008 del Producto Interior Bruto (PIB) medio del 2 por ciento, en una horquilla entre el 1,5 y el 2,5 por ciento.

No obstante, Trichet también insistió en que el principal mandato de la entidad monetaria europea es asegurar la estabilidad de precios, que define como una tasa de inflación cercana pero siempre por bajo del 2 por ciento.

El BCE considera adecuada la valoración de la situación económica que ha hecho la Reserva Federal estadounidense (Fed) y que le llevó a recortar los tipos de interés en dos ocasiones, en un total de 1,25 puntos porcentuales, hasta el 3 por ciento, a finales del pasado enero.

Entre diciembre de 2005 y junio de 2007, el BCE incrementó los tipos de interés en ocho ocasiones en un total de 2 puntos porcentuales, hasta el nivel actual.