Archivo de Público
Jueves, 1 de Agosto de 2013

Telefónica y Yoigo acuerdan compartir sus redes para desarrollar el 4G

Vodafone y Orange piden a las autoridades regulatorias y al Ministerio de Industria "un análisis detallado y con la mayor diligencia" de la operación

AGENCIAS ·01/08/2013 - 19:28h

Movistar (Telefónica) y Yoigo (TeliaSonera) han llegado a un acuerdo que permitirá a la división móvil de Telefónica comercializar servicios de banda ancha móvil ultrarrápida en España a través de la red 4G de Yoigo. A cambio, Yoigo podrá comercializar un producto hasta ahora exclusivo de Telefónica basada en su red de fibra óptica con velocidades de hasta 100 Mb.

Junto con el acuerdo de compartir la red móvil de última generación, ambas compañías renovaron el jueves la renovación de su actual contrato de roaming nacional que da acceso a Yoigo a la red de telefonía móvil 2G y 3G de Telefónica. Este acuerdo, firmado en 2008, se extenderá ahora hasta 2016.

Telefónica necesitaba la colaboración de Yoigo para lanzar servicios de 4G porque aún no tiene acceso a las frecuencias necesarias para desplegar una red propia. Con el nuevo acuerdo, Telefónica se unirá a Vodafone , Orange y Yoigo que han empezado a ofrecer estos servicios a principios de verano gracias a las frecuencias de 1.800 Mhz de las que disponen. Telefónica, por su parte, solo cuenta actualmente con frecuencias en las bandas de 900 Mhz y 2.600 Mhz, insuficientes para una red ultrarrápida de alta calidad.

Telefónica dijo en su nota de prensa que mantiene su objetivo de construir su propia red de acceso 4G una vez estén disponibles las frecuencias de 800 Mhz de las que fue adjudicataria en 2011. El Ministerio de Industria subastó estas frecuencias en 2011, entonces reservadas para la televisión digital, pero aún no han sido entregadas a los operadores móviles en España.

Por su parte, el acuerdo de distribución permitirá a Yoigo poner a disposición de sus clientes un producto convergente e integrado (fijo-móvil) como el producto Fusión que lanzó Telefónica en octubre pasado, y que cambió el mercado en España al ofrecer, por primera vez, un servicio único combinando la voz y la banda ancha fija con una o varias líneas móviles, incluyendo la cuota de abono, a un precio cerrado, con atención unificada y una sola factura.

Vodafone y Orange han solicitado a las autoridades regulatorias (CMT), de Competencia (CNC) y al Ministerio de Industria "un análisis detallado y con la mayor diligencia" de la operación anunciada este jueves por Movistar, ya que podría contener "indicios de actuaciones que pueden ser restrictivas de la competencia".

Fuentes de Vodafone señalaron que la operación podría suponer una infracción de la normativa de telecomunicaciones en materia del espectro y competencia, y que el tipo de relación que se podría establecer entre las dos compañías es tan estrecha que se podría pensar que "estamos ante una fusión encubierta".