Archivo de Público
Jueves, 1 de Agosto de 2013

Ryanair aumenta un 3% el número de pasajeros pese a todos los escándalos

La larga lista de incidentes protagonizados por la compañía aérea en los últimos meses no han impedido su crecimiento. En los últimos 12 meses transportó 80,1 millones de viajeros.

PÚBLICO ·01/08/2013 - 17:44h

El presidente de Ryanair, Michael O'Leary

Los escándalos protagonizados por la compañía aérea Ryanair no han conseguido que sus cifras se resientan. En los últimos 12 meses (de julio de 2012 a julio de 2013)  la irlandesa transportó a 80,1 millones de pasajeros, un 3% más que el periodo anterior.

De hecho, el tráfico mensual se ha incrementado un 1% (120.000 viajeros) en julio en comparación con el mismo mes del año 2012, transportando 8,84 millones de clientes. 

Parece que las acciones, políticas y decisiones de la compañía no han afectado a su crecimiento. Un ejemplo claro es el último escándalo que tuvo lugar el pasado 12 de julio cuando Ryanair fue condenado por el juzgado de lo Mercantil número 3 de Valencia a pagar 1001,74 euros a los padres de una niña de 2 años a la que no dejaron embarcar por no llevar DNI.

Pese a que la familia llevaba el libro de familia, no dejaron que subieran al vuelo de Valencia con destino Santiago de Compostela. Además, la compañía rechazó en un primer momento la reclamación de los viajeros pero, finalmente decidió asumir esta indemnización ante la demanda judicial. 

Ryanair fue investigada por Fomento por volar con poco combustible

Este no ha sido el único incidente en el que se ha visto envuelta la compañía de bajo coste criticada por sus políticas de equipaje, tasas y atención al cliente. En agosto de 2012, Ryanair fue investigada por el Ministerio de Fomento por volar con poco combustible y hacer que tres de sus aviones tuvieran que aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Valencia. 

Cierto es que la compañía ha conseguido a pulso la fama de controvertida y es que, su obsesión por rebajar los costes y llamar la atención, la convierten en un extraño ejemplo de compañía aérea algo que no hace que se resienta su cuota de mercado, teniendo así mejores resultados que las grandes aerolíneas.  

50 euros por viajar con un libro y un pergamino

Otro de los escándalos reseñables, conocido gracias a un vídeo difundido por una clienta a través de Internet, fue el momento en el que una pasajera estuvo obligada por la Guardia Civil a abandonar el avión en el que se disponía a viajar porque portaba un libro y un pergamino.

Aunque la viajera estaba dispuesta a pagar el recargo de 50 euros impuesto por la compañía por excederse con los bultos de mano, su tarjeta no funcionaba y no pudo hacer frente al coste por lo que tuvo que bajar del avión. 

Pasajeros de un vuelo a Roma tuvieron que ser atendidos por picaduras de chinches

Estos son algunos de los ejemplos de incidentes de la compañía irlandesa a los que se suman sus campañas publicitarias cargadas de contenido sexista o aquellas que utiliza a personajes famosos para ilustrarlos -la reina Sofía, Nicolás Sarkozy o Silvio Berlusconi-. De hecho, Ryanair tuvo que indemnizar con 60.000 euros al expresidente francés por emplear su imagen. 

Pero, sin duda, el escándalo más surrealista tuvo lugar cuando los pasajeros un avión de la aerolínea, que aterrizó en el aeropuerto romano de Ciampino, tuvieron que ser atendidos en las instalaciones de urgencias médicas por picaduras de chinches.

Durante el vuelo, numerosos viajeros comenzaron a sentir fuertes picores en las piernas y, una vez asistidos por los médicos en la capital italiana descubrieron que las molestias proveían de picaduras de esos pequeños insectos.