Archivo de Público
Jueves, 1 de Agosto de 2013

Abertis compra 4.227 torres de telefonía móvil a Telefónica y Yoigo por 385 millones

La operación aportará 60 millones de euros a su beneficio bruto de explotación

AGENCIAS ·01/08/2013 - 15:38h

E.P. - Edificio de Abertis.

Abertis ha acordado comprar a Telefónica y Yoigo en varias fases un paquete mínimo de 4.227 torres de telefonía móvil por un importe de 385 millones de euros, según informó la compañía de concesiones de infraestructuras. El grupo, participado por La Caixa y OHL, confía en cerrar en el último trimestre del año esta transacción que, según sus cálculos, aportará 60 millones de euros a su beneficio bruto de explotación (Ebitda) una vez concluyan las distintas fases de la operación.

Abertis refuerza su negocio en el mercado de instalaciones de telefonía con esta adquisición, que además se cierra días después de que se hiciera con la mayoría del capital social del operador español de satélites Hispasat. De esta forma, la filial de telecomunicaciones de Abertis se posiciona ante el desarrollo de nuevas oportunidades de negocio para la comparticipación de las infraestructuras necesarias en el despliegue de la cuarta generación de telefonía móvil, y sigue así profundizando su divesificación hacia actividades distintas a la difusión terrestre.

A escala de todo el grupo, esta inversión en infraestructuras de telecomunicaciones se registra tras las desinversiones cerradas en las últimas semanas en otra de sus tres divisiones, la de aeropuertos. De hecho, la compañía acaba de cerrar la venta de su principal activo en este mercado, el aeropuerto londinense de Luton a Aena.

En cuanto a la operación de las torres de Telefónica y Yoigo, implica la compra por parte de Abertis de las infraestructuras pasivas de estos operadores y el desmantelamiento de aquellas que no sean optimizables. Tras la transacción, los equipos de estos dos operadores pasarán a estar coubicados en dichas torres de telefonía móvil. Telefónica y Yoigo serán clientes de estas torres en los próximos años, si bien también está previsto ofrecer esta infraestructura a todos los operadores que estén interesados.

Abertis sumará este paquete de torres al millar que ya compró a Telefónica en 2012. Por ello, el grupo de concesiones estima que la operación supone la "consolidación" de la compañía como "un actor clave en el proceso de racionalización del uso de infraestructuras de telecomunicaciones fijas y móviles en España".

La empresa que preside Salvador Alemany calcula que tras el cierre de esta operación y de la reciente toma de control de Hispasat, más del 65% de los ingresos de su división de telecomunicaciones provendrá de servicios distintos al broadcast.

Telefónica y Yoigo acuerdan compartir redes

Movistar (Telefónica) y Yoigo (TeliaSonera) han llegado a un acuerdo que permitirá a la división móvil de Telefónica comercializar servicios de banda ancha móvil ultrarrápida en España a través de la red 4G de Yoigo. Telefónica tiene que recurrir a la red de su rival más pequeño porque, al contrario que Yoigo, aún no tiene acceso a las frecuencias necesarias para desplegar una red móvil ultrarrápida de buena calidad en el mercado nacional. Según indicó Teliasonera en una nota de prensa, a cambio Yoigo podrá comercializar un producto convergente fijo-móvil gracias a la red fija de Telefónica.

Además, ambas compañías acordaron la renovación del actual contrato de roaming nacional para la utilización de las redes de telefonía móvil 2G y 3G que Telefónica presta a Yoigo, que los operadores tienen firmado desde 2008 y que se extenderá hasta 2016.

Con la firma del acuerdo, Telefónica será el cuarto y último operador móvil con red en España que ofrecerá servicios de banda ancha móvil ultrarrápida. Sus rivales Vodafone, Orange y Yoigo ya empezarán a desplegar sus redes en primavera gracias a las frecuencias de 1.800 Mhz de las que disponen.

Telefónica por su parte, solo cuenta con frecuencias en las bandas de 900 Mhz y 2.600 Mhz, insuficientes para una red ultrarrápida de alta calidad. En una nota de prensa, la operadora dominante dijo el jueves que mantiene su objetivo de construir su propia red de acceso 4G una vez estén disponibles las frecuencias de 800 Mhz de las que fue adjudicataria en 2011.

El Ministerio de Industria subasta estas frecuencias en 2011, entonces reservadas para la televisión digital, pero aún no han sido entregadas a los operadores móviles en España.