Archivo de Público
Jueves, 1 de Agosto de 2013

El juez cita a declarar al interventor que llamó al maquinista del Alvia

Antonio Martín Marugán declarará mañana viernes. A lo largo de este jueves el juez instructor recibirá el informe sobre las cajas negras.

EFE ·01/08/2013 - 14:03h

EP - El siniestrado Alvia que descarriló en Santiago.

El juez Luis Aláez, el instructor de la causa abierta por el accidente ferroviario en Santiago, ha citado a declarar mañana, viernes, al interventor Antonio Martín Marugán, el mismo que desde el Alvia accidentado el 24 de julio en Santiago llamó por teléfono al maquinista Francisco José Garzón —imputado por 79 homicidios imprudentes— instantes antes del descarrilamiento.

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha informado en un comunicado de que Marugán está convocado para las 10.00 horas en calidad de testigo y que está previsto que a lo largo del día de hoy se haga entrega al magistrado instructor del informe que recoge los datos extraídos de las cajas negras, que por el momento no está en el juzgado.

Marugán dijo este jueves que solo responderá de lo acontecido ante la justicia: "Estoy inmerso en un proceso judicial. Declaro mañana. Voy mañana a hacer una declaración al juzgado. Entonces, ya no puedo hacer ninguna" más fuera de este ámbito, dijo, tras indicar que debía conducir su vehículo y por ello se veía obligado a interrumpir la llamada.

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha informado en un comunicado de que Marugán está convocado a las 10.00 horas en calidad de testigo, y que está previsto que a lo largo del día de hoy se haga entrega al magistrado instructor del informe que recoge los datos extraídos de las cajas negras, que por el momento no está en este juzgado.

El juez Luis Aláez, en el auto en el que se acuerda esta citación como testigo de Marugán, considera que la actuación del interventor del tren en principio se presenta "correcta", ajustada a los procedimientos del operador y a las prácticas del sector. Entiende así que la consulta al maquinista para saber si el tren podría circular por una determinada vía es "algo normal", como el propio maquinista ha contado en su segunda declaración, en esta ocasión voluntaria, ante el instructor y efectuada ayer.

Aláez estima que la llamada no es causa del descarrilamiento que sufrió el tren, y aunque se considere "desafortunada por el lugar o momento en que se hizo", ello semeja "insuficiente" para atribuirle una imprudencia con relevancia penal por el accidente, que parece tener su causa "en la inapropiada e imprevisible conducción del maquinista".

Este jueves se han incorporado al Juzgado número tres de Santiago una juez de refuerzo, un secretario y seis funcionarios.