Archivo de Público
Jueves, 1 de Agosto de 2013

"Es totalmente normal" el uso del móvil corporativo en un tren

Un portavoz de la Confederación Intersindical de Ferroviarios de  Pontevedra asegura que el teléfono "nos lo dan para eso", "para comunicar al maquinista cualquier incidencia"

EFE ·01/08/2013 - 13:49h

- EFE - Un tren ALvia a su paso por el lugar del siniestro.

José Carlos Costoya, portavoz del secretariado provincial del sindicato ferroviario de la Confederación Intersindical de Pontevedra, ha dicho este jueves que no son extrañas las comunicaciones entre teléfonos corporativos por parte de operarios de Renfe en un tren: "Es totalmente normal".

En declaraciones a los medios en el Parlamento de Galicia, un día después de que trascendiese que el interventor del Alvia accidentado el pasado 24 de julio llamó al maquinista unos minutos antes del descarrilamiento, Costoya ha dicho desconocer el contenido de esa conversación pero ha puntualizado que "el teléfono corporativo nos lo dan para eso".

Es decir, ha abundado, "para comunicar al maquinista, que es el jefe del tren, cualquier incidencia o cualquier situación que pueda haber en la zona de pasaje. Por lo que es completamente normal".

"Conociendo las estaciones y conociendo una situación, como interventor si un pasajero te dice que se va a bajar en Pontedeume", como parece que es el caso, el interventor ha de decirle al conductor, "en el coche diez se va a bajar una persona para que estacione el tren adecuadamente. Eso es normal".

El interventor nunca quiso ocultar la llamada

"Estaba muy aturdido. Mi cabeza estaba llena de imágenes terribles. No era trascendental para el accidente El gallego Antonio Martín Marugán, interventor del Alvia protagonista hace hoy una semana de un accidente que costó la vida a 79 personas, ha dicho a Efe que en ningún momento quiso "ocultar" que unos instantes antes de que ese tren se siniestrase en Compostela había telefoneado a su conductor.

Martín Marugán, sexagenario y padre de dos hijos, ha justificado en su conversación  la omisión de este dato en su declaración policial: "Estaba muy aturdido. Mi cabeza estaba llena de imágenes terribles. No era trascendental para el accidente. En ningún momento quise ocultar la conversación, y estoy convencido de que Garzón tampoco".

Lo dice porque Garzón Amo no la mencionó al prestar testimonio el pasado domingo ante el juez instructor Luis Aláez.