Archivo de Público
Jueves, 1 de Agosto de 2013

La Justicia de Bangladesh ilegaliza el principal partido islamista del país

El Tribunal Supremo considera que el programa electoral de Jamaat-e-Islami, uno de los dos grandes partidos de la oposición, no se ajusta a la Constitución

EUROPA PRESS ·01/08/2013 - 12:11h

El Tribunal Supremo de Bangladesh ha declarado ilegal este jueves al principal partido islamista del país, Jamaat-e-Islami, por considerar que su programa es contrario a la Constitución, según ha informado la CNN.

Jamaat-e-Islami es uno de los dos principales partidos de la oposición. Su ilegalización lo deshabilita para presentarse a las próximas elecciones generales, una decisión muy positiva para la primera ministra, Sheij Hasina, y su partido, la Liga Awami.

El fallo se ha producido después de que la Justicia del país haya dictado durísimas penas --incluidas varias condenas a muerte-- contra varios dirigentes y antiguos responsables de Jamaat-e-Islami por crímenes de guerra y contra la Humanidad durante la guerra de la independencia de 1971 contra Pakistán.

Las condenas han sido dictadas por el tribunal establecido en 2010 por Sheij Hasina para investigar los abusos cometidos durante el conflicto, que en nueve meses causó tres millones de muertos y la violación de miles de mujeres. Los detractores de Hasina la han acusado de usar el tribunal contra los dos principales partidos de oposición, el Partido Nacionalista de Bangladesh (BNP) y Jamaat-e-Islami.

Más de 150 personas han muerto desde febrero en los enfrentamientos relacionados con las sentencias del tribunal, en su mayoría simpatizantes del partido islamista y miembros de las fuerzas de seguridad.

Bangladesh se integró en Pakistán al término del mandato británico en 1947, pero se separó en 1971 tras una guerra entre nacionalistas bangladeshíes, que contaban con respaldo de India, y las fuerzas paquistaníes. Algunas facciones en Bangladesh se opusieron a la secesión, entre ellas Jamaat-e-Islami, que ha negado su implicación en los homicidios, violaciones y torturas que se le atribuyen.