Jueves, 7 de Febrero de 2008

El IVAM descubre la plástica actual de China bajo la mirada transgresora de jóvenes artistas

EFE ·07/02/2008 - 17:45h

EFE - El Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), presentó hoy la exposición "The Real Thing. Arte Contemporáneo de China", organizada en colaboración con la Tate Liverpool, que reúne obras de 18 jóvenes artistas en una gran variedad de soportes, incluidas varias instalaciones a gran escala que se muestran por primera vez fuera de su país.

Algunas de las fotografías, composiciones e instalaciones más espectaculares y transgresoras realizadas por jóvenes artistas chinos durante los últimos años, muchas de las cuales se presentan por primera vez, se reúnen en una exposición abierta hoy en el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM).

La muestra "The Real Thing" reúne 33 obras de distintos estilos, temáticas y técnicas realizadas por 18 artistas con un carácter iconoclasta como la instalación de Xu Zhen, centrada en el ascenso de un equipo chino al Everest, o los grandes murales de Yang Shaobin sobre el consumismo.

La instalación más sorprendente por sus grandes dimensiones la presenta Zhuang Hui, una planta de acero de tamaño real de la fabrica de tractores "Oriente Rojo" de China.

La muestra permite al espectador descubrir la gran riqueza del arte contemporáneo chino bastante desconocido a través de pinturas, instalaciones y fotografías de una generación emergente de jóvenes artistas surgidos en diversas zonas de China en las últimas décadas y que coincide con el gran desarrollo económico del país.

De esta manera ha descrito la exposición en una rueda de prensa uno de sus comisarios, Simon Groom, a quien acompañaba el director de la Tate Liverpool, Christoph Grunenberg, que colabora con el IVAM en esta producción, y la directora del museo, Consuelo Císcar.

Simón Groom ha señalado que la exposición es el verdadero reflejo de lo que hacen los jóvenes artistas chinos, muchos de ellos movidos por un espíritu de provocación que reflejan con un estilo "realista cínico".

A juicio de Groom, "el arte contemporáneo ha comenzado a experimentar ahora importantes avances en la sociedad china y existe una libertad total".

"Estos artistas predominantemente jóvenes -ha comentado Groom- han elegido permanecer en China a diferencia de otros muchos de la generación anterior que prefirieron exiliarse".

Por su parte, Christoph Grunenberg ha señalado que con la llegada de los espacios culturales colectivos, como el 798 Art District de Bejing y el complejo Morganshan Warehouse de Shangai, así como el incremento de la cobertura mediática de las publicaciones en chino y otros idiomas, "el arte contemporáneo ha comenzado a experimentar avances en la sociedad china".

Grunennberg ha explicado que este "gran desarrollo" del arte chino se ha realizado en los últimos años "sin afirmar la historia y la identidad china, y cuestiona la visión tradicional de la plástica de este país".

Por su parte, la directora del museo, Consuelo Císcar, ha explicado que esta exposición da inicio a una serie de muestras que en 2008 estarán centradas en el arte asiático, que, a su juicio, "está acaparando la atención de la crítica internacional".

Císcar ha destacado la importancia de colaborar con la Tate Liverpol, "en el año que precisamente la ciudad inglesa es capital Europea de la Cultura".

Según la directora del IVAM, todos los artistas seleccionados para la exposición "viven en China y han decidido hacer carrera en su país, y sus obras son por lo tanto el mejor latido de la cultura oriental y reflejan las inquietudes y anhelos de una generación nueva que ha visto como el auge económico ha beneficiado también a la cultura, permitiendo mayor libertad de expresión".