Archivo de Público
Martes, 30 de Julio de 2013

Mohamed VI libera a 48 ciudadanos españoles para hacerle un favor a "su tío" el rey Juan Carlos

El gabinete real asegura que la decisión de Mohamed VI está motivada por la petición del monarca español de indultar a los presos durante su reciente visita a Marruecos.

EFE ·30/07/2013 - 20:48h

El Rey con Mohamed VI en una cena oficial.EFE

El rey Mohamed VI de Marruecos ha ordenado este martes la liberación de 48 ciudadanos españoles encarcelados en este país, en respuesta a la petición que el rey Juan Carlos I le hizo durante su reciente visita a Rabat, ha informado el portavoz del gabinete real.

El portavoz, en un comunicado difundido por la agencia MAP, señaló que "durante su reciente visita a Marruecos, el soberano español pidió a Mohamed VI indultar a 48 ciudadanos españoles condenados por diferentes tribunales" del país. El comunicado añade que en respuesta a la petición del monarca español y con ocasión de la Fiesta del Trono, la más importante del calendario político marroquí y que conmemora la coronación del rey, Mohamed VI ha ordenado la liberación de este grupo de presos españoles.

El rey Juan Carlos inició el pasado 15 de julio una visita oficial de cuatro días a Marruecos en la que quedaron reflejadas las excelentes relaciones entre ambas monarquías. El mismo día en el que el monarca español emprendió su viaje de regreso a España, el presidente del Gobierno marroquí, Abdelilah Benkirán, anunció que el español Antonio García Vidriel, un camionero de 67 años enfermo y preso desde hace seis años en una cárcel de Tánger, iba a ser entregado a España gracias a la intermediación del rey Juan Carlos I.

Más de 67.000 personas firmaron una carta en la que se pedía al Rey que, con motivo de su viaje a Marruecos, solicitara a las autoridades pertinentes permiso para trasladar a García Vidriel a España y la liberación de otros españoles presos en el país magrebí.

El comunicado no específica qué tipo de condenas cumplía este grupo, pero los españoles han constituido, tradicionalmente, la primera "comunidad" de presos extranjeros en Marruecos, muchos de ellos condenados por tráfico de hachís. Según datos del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, en agosto de 2012 había registrados en Marruecos 180 españoles presos, principalmente por delitos relacionados con las drogas.