Jueves, 7 de Febrero de 2008

Rice y Miliband visitan a sus tropas en la provincia afgana de Kandahar

EFE ·07/02/2008 - 09:52h

EFE - La secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice (i), junto al ministro de Asuntos Exteriores británico, David Miliband, durante la rueda de prensa conjunta que ofrecieron tras su encuentro en Lancaster House, en Londres, Reino Unido, ayer 6 de febrero.

La secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, y el ministro de Exteriores británico, David Miliband, visitaron hoy a las tropas internacionales desplegadas en la provincia de Kandahar, en el sur de Afganistán, informó la Fuerza de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) en un comunicado.

Rice y Miliband llegaron hoy a Afganistán en una visita no anunciada para conocer sobre el terreno la situación del contingente internacional desplegado en Afganistán, bajo mando de la OTAN, y para reunirse con el presidente afgano, Hamid Karzai.

"Hace pocos años la gente hablaba de Afganistán como de un Estado fallido y un paraíso seguro para los terroristas. Pero vosotros habéis ayudado a revertir la situación", dijo Rice en un discurso a los militares, según el comunicado.

La jefa de la diplomacia estadounidense agregó que gracias al esfuerzo de las tropas internacionales, Afganistán tiene la oportunidad de "un nuevo comienzo, para convertirse en un Estado funcional moderno".

También añadió que el pueblo de Afganistán es "fuerte y decente" y aseguró que estaba impresionada por "su capacidad y su deseo de vivir una vida mejor. Estamos aquí para darles esa oportunidad".

Durante la visita, Rice y Miliband se reunieron con el jefe del Mando Regional Meridional de la ISAF, Marc Lessard, quien informó a los titulares de Exteriores de ambos países de la seguridad en el sur de Afganistán.

Rice y Miliband han viajado juntos al país asiático procedentes de Londres, donde la jefa de la diplomacia de EEUU se reunió con el primer ministro británico, Gordon Brown.

Afganistán centró las conversaciones del encuentro entre Rice y Brown, quienes coincidieron en la necesidad de que los miembros de la OTAN deben desplegar más tropas en el país.

Londres y Washington hicieron público su descontento con ciertos socios de la OTAN que, en su opinión, deberían hacer un esfuerzo militar mayor en el sur de Afganistán, donde los talibanes han afianzado su presencia en 2007.

El Reino Unido tiene desplegados unos 5.800 soldados en Afganistán dentro de la Fuerza de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF), en la que participan 37 países.