Jueves, 7 de Febrero de 2008

El volumen de negocio de banca privada en España llega a los 610.000 millones de euros

EFE ·07/02/2008 - 14:33h

EFE - Las cinco grandes entidades financieras españolas -Santander, BBVA, La Caixa, Caja Madrid y el Banco Popular- obtuvieron un beneficio neto conjunto de 21.794 millones de euros en 2007, el 25,14 por ciento más que en 2006.

El mercado potencial de la banca privada en España es de 610.000 millones de euros, según un estudio publicado hoy por Accenture, Morgan Stanley y el Instituto de Empresa.

El patrimonio medio de cada uno de los aproximadamente 720.000 clientes de banca privada en España ronda los 848.000 euros, excluidos de esta cifra los bienes inmuebles.

Según el estudio sobre tendencias y estrategias de esta banca, las firmas independientes que se dedican exclusivamente a prestar servicios de banca personal y privada en España, excluyendo las unidades de negocio integradas en grupos bancarios, sólo se encargan de la gestión de patrimonios del 36 por ciento de estos clientes potenciales.

Esto supone, según el profesor del Instituto de Empresa Javier Vega, que "de momento, el dinero está en la banca tradicional, y no lo van a soltar".

De hecho, añadió, la banca tradicional está creando divisiones de banca privada, además de buscar productos de inversión alternativos que protejan a los inversores de los vaivenes del mercado.

También ha cambiado, según Javier Vega, el perfil del cliente ya que, si tradicionalmente se trataba de herederos de grandes fortunas, cada vez más se trata de empresarios que han vendido todo o parte de su negocio y que están dispuestos a "arriesgar" parte de su fortuna.

En la presentación del informe la directora de Relaciones Institucionales de Morgan Stanley, Carmen Cavero, recordó que en España el 75 por ciento del ahorro de las familias se destina al sector inmobiliario, por lo que el financiero supone sólo un 25 por ciento.

Sin embargo, indicó que el escenario "está cambiando", entre otras cosas por la aguda crisis que afecta en España a constructoras e inmobiliarias.

Si ese sector no va viento en popa, añadió, parte de ese capital se dirigirá lógicamente a la banca privada.

Por su parte, Adriana Scozzafava, de Accenture, dijo que dada la creciente sofisticación de la clientela y sus exigencias de servicios personalizados, es muy probable que se produzca una "guerra de precios" entre entidades.