Jueves, 7 de Febrero de 2008

La OSCE renuncia a supervisar las presidenciales rusas

EFE ·07/02/2008 - 11:51h

EFE - El ministro ruso de Exteriores, Sergei Lavrov.

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) anunció hoy que no supervisará las elecciones presidenciales rusas del 2 de marzo en protesta a las trabas impuestas al trabajo de los observadores.

"La Federación (Rusa) ha creado limitaciones que no son propicias para llevar a cabo la observación electoral", indicó Christian Strohal, director de la Oficina para las Instituciones Democráticas y los Derechos Humanos (ODIHR) de la OSCE.

"Lo que es valido para cada elección también es valido para ésta: la transparencia fortalece la democracia, la política de puertas cerradas la debilita", subrayó.

La ODIHR, encargada de evaluar los estándares democráticos en los comicios, ha mantenido una disputa con los responsables electorales rusos sobre el tamaño y las fechas de inicio de la misión de observadores para supervisar las presidenciales rusas.

El anuncio se produjo poco después de que la Asamblea Parlamentaria de la OSCE hubiera declinado una invitación para supervisar esos comicios.

"Hicimos todos los esfuerzos de buena fe para desplegar nuestra misión, incluso bajo las condiciones impuestas por las autoridades rusas", aseguró Strohal.

Rusia, indicó el diplomático austríaco, estableció "severas restricciones sobre la composición y duración de la misión, de forma contraria a las anteriores elecciones supervisadas en Rusia".

La ODIHR había solicitado a la Comisión Electoral Central (CEC) de Rusia comenzar su misión de observación el próximo día 11, mientras que las autoridades rusas inicialmente habían accedido a recibir observadores a partir del 28 de febrero, esto es, sólo tres días antes de la votación.

A comienzos de esta semana la jefatura de la CEC celebró consultas con representantes de la ODIHR y propuso elevar de 70 a 75 el número de sus observadores y autorizar su ingreso en el país a partir del 20 de febrero.

Sin embargo, la ODIHR reiteró que deseaba enviar a sus observadores a Rusia como mínimo dos semanas antes con el fin de supervisar la campaña electoral y no sólo la jornada de votación.

"Unas elecciones son más que lo que ocurre el día de la votación", explicó el director de la ODIHR, que apuntó al derecho de los ciudadanos de acudir a las oficinas públicas, la creación de partidos políticos, una campaña electoral libre, y la inscripción de los candidatos.

"Se nos impidió observar muchas partes importantes del proceso electoral, comenzando con la inscripción de candidatos y aspectos de la campaña, incluida la labor de los medios de comunicación", subrayó Strohal.