Jueves, 7 de Febrero de 2008

Deby asegura que el Ejército persigue a los rebeldes a unos 600 kilómetros de Yamena

EFE ·07/02/2008 - 12:47h

EFE - El presidente chadiano, Idriss Deby, en una foto del 12 de enero de 2007.

El presidente de Chad, Idriss Déby, aseguró hoy que sus fuerzas persiguen a los rebeldes a unos 600 kilómetros de Yamena, en torno a la ciudad de Mongo.

"Le confirmo que les alcanzaremos" y que "su regreso a Sudán va a ser muy difícil", afirmó Déby en la emisora "Europe 1".

"Hemos puesto en desbandada a la horda de mercenarios y hoy les pisamos los talones", agregó el presidente chadiano, quien recalcó que "nunca" perdió el control del país.

La semana pasada, rebeldes chadianos penetraron en Chad procedentes de Sudán hasta entrar el sábado en Yamena, donde hubo dos días de encarnizados combates con las fuerzas gubernamentales, que finalmente les consiguieron repeler.

Un portavoz de los rebeldes afirmaba ayer que estaban a unos 30 kilómetros de Yamena -otros dicen 70 kilómetros- "reorganizándose" y esperaban la llegada de una columna de refuerzos, que estaría a unos 600 kilómetros de la capital.

Déby aprovechó para hacer un llamamiento "solemne" a la Unión Europea y a Francia para que se despliegue cuanto antes la fuerza Eufor, que, al este del Chad y en la República Centroafricana, debe proteger a refugiados de la provincia sudanesa de Darfur y desplazados chadianos.

El despliegue de Eufor se suspendió temporalmente la semana pasada a raíz de la ofensiva rebelde en Chad.

Déby pidió el despliegue de Eufor "lo antes posible para aliviar el peso" que llevan hoy: "Ser garantes de los 300.0000 refugiados sudaneses y 170.000 chadianos", "un peso importante" que les "quita muchas fuerzas".

"Nos habría ayudado que Eufor ya estuviera instalada, porque yo tendría la posibilidad de desmontar las unidades que están en la frontera y que desempeñan ese papel", explicó.

Preguntado por las amenazas de los rebeldes de lanzar un nuevo ataque y recibir refuerzos, el presidente chadiano dijo que "no es imposible", dado que Sudán, que ha "instrumentalizado, formado, equipado y dirigido" a "mercenarios de diversas nacionalidades, incluidos "chadianos" que "se pusieron al servicio" de Jartum, volverá a intentar desestabilizar el Chad.

"Como la comunidad internacional no dice nada contra Sudán y como la Unión Africana (UA) hace una política del avestruz, por no decir que evita señalar con el dedo al agresor", Sudán ha tenido "una especie de luz verde para desestabilizar el Chad y, más allá, a toda la subregión", denunció el presidente chadiano.

Afirmó que Sudán tiene "su estrategia, su filosofía política y los medios" y "buscará por todos los medios conseguir este objetivo, que no es sólo la partida" de su régimen sino también de llevar al Chad a "una guerra civil".

Si bien subrayó que "por primera vez en tres años, Francia y Libia junto con otros dos países africanos" consiguieron que la Presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU aprobara una declaración en la que "pide a la comunidad internacional que ayude a Chad", criticó que no fuera una "resolución" como es debido.

Abogó porque la comunidad internacional vaya a salvar a los habitantes de Darfur, "amenazados en su existencia", y dijo que el Chad está dispuesto a ayudar" a los que "quieren ayudar a los refugiados sudaneses y los desplazados chadianos".

Confirmó que Francia -que reforzó su presencia militar en el Chad a raíz de la ofensiva rebelde-, le ofreció llevarle a una base al estar "preocupada" por su suerte y la de su familia, pero indicó que él no podía abandonar el palacio presidencial porque habría sido "entregar Chad a bandidos, mercenarios, ladrones, islamistas".

Negó que los soldados franceses hayan actuado "directamente sobre el terreno al lado del Ejército chadiano", pero dijo que, conforme a los acuerdos de 1976, Francia dio al Chad "elementos de información extremadamente importantes y útiles" que le ayudaron.

Preguntado sobre si utilizó los cuatro viejos helicópteros rusos de su Ejercito pilotados por rusos, ucranianos y mexicanos, Déby dijo que se utilizó "todo el material para la defensa de la patria", incluidas esas aeronaves.