Jueves, 7 de Febrero de 2008

El Monasterio de Guadalupe exhibe sus tesoros en Madrid

EFE ·07/02/2008 - 12:54h

EFE - Fachada principal, del siglo XV, del Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1993.

El Real Monasterio de La Encarnación, el Monasterio de Las Descalzas Reales y la Capilla del Palacio Real abren sus puertas para acoger una selección de los tesoros del Monasterio de Guadalupe que viajan por primera vez a Madrid.

"Caminos de Guadalupe. Guadalupe en Madrid", que abrirá mañana sus puertas, ha sido organizada por Patrimonio Nacional, la Junta de Extremadura y la Comunidad Franciscana del Real Monasterio de Santa María de Guadalupe (Cáceres), con motivo del centenario de Santa María de Guadalupe como Patrona de Extremadura y de la celebración de su año jubilar.

La muestra está compuesta por cuarenta y dos piezas entre pinturas, esculturas, orfebrería y bordados, seleccionadas entre las numerosas que se conservan en el monasterio por el comisario Francisco Tejada.

El recorrido de la exposición se inicia en la Capilla del Palacio Real, donde se han reunido piezas singulares y distintas, representativas de los que es el universo artístico del Monasterio con esculturas, orfebrería, bordados y pinturas, entre las que se encuentran la "Apoteosis de San Jerónimo, "Las tentaciones de San Jerónimo, "Imposición de la Casulla a San Ildefenso" y "Fray Gonzalo de Illescas", de Zurbarán. También se muestran en esta sede dos tallas de Giraldo de Merlo.

"Ruth" y "Abigail", tallas del siglo XVIII pertenecientes al conjunto de ocho esculturas "Mujeres Fuertes" que por primera vez se exhiben fuera del lugar en el que se conservan, son uno de los atractivos que se muestran en la segunda de las sedes de la exposición, el claustro del Convento de la Encarnación.

En este lugar se podrán contemplar también un importante conjunto escultórico del siglo XV, con figuras de las tres Marías, así como tallas firmadas por Giraldo de Merlo. Junto a ellas, algunos relieves del retablo mayor, el "Libro de Horas del Prior" o el Tenebrario, también del siglo XV.

El tercer espacio, en el Claustro de Las Descalzas Reales, se ha reservado principalmente a cantorales, bordados, libros y objetos de oro y plata. Los ornamentos litúrgicos y los bordados son tesoros de Guadalupe muy admirados por sus visitantes y algunos de ellos son obra de la escuela de bordados existente en el propio Monasterio.

Parte de estas obras de arte se pueden contemplar en este espacio, junto a otras piezas que fueron donaciones reales, como el "Frontal de Enrique IV", bordado gótico del siglo XV, de la misma época y estilo del frontal de altar llamado "de la Pasión". Numerosos mantos de la Virgen, así como otras vestiduras forman el recorrido por esta sede, en la que se muestran también libros y cantorales miniados.

"Caminos de Guadalupe. Guadalupe en Madrid", que permanecerá abierta hasta el 30 de marzo, fue presentada hoy por el presidente de Patrimonio Nacional, Yago Pico de Coaña; el comisario del Centenario, Teresiano Rodríguez; el comisario de la exposición Francisco Tejada; el guardián de la Orden Franciscana del Real Monasterio de Guadalupe, padre Guillermo Cerrato, y la consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Extremadura, Leonor Flores.