Jueves, 7 de Febrero de 2008

Javier Bardem llega a España con "No es país para viejos"

EFE ·07/02/2008 - 09:43h

EFE - El actor español Javier Bardem, protagonista de la película "No es país para viejos".

Por fin el público español podrá comprobar por qué Javier Bardem ha conseguido 16 premios, una candidatura a los Bafta y otra a los Óscar con su interpretación de asesino en serie en la nueva película de los hermanos Coen, "No es país para viejos", que llega a las salas españolas mañana.

Su candidatura al Óscar como mejor actor secundario, para la que parte como favorito, es la culminación de un año en el que Javier Bardem ha rodado con Woody Allen, en unos días comenzará a trabajar en la nueva cinta de Francis Ford Coppola -junto a Maribel Verdú- y ya ha confirmado su presencia en el próximo musical de Rob Marshall, "Nine", junto a Penélope Cruz y Sophia Loren.

Sin embargo, "No es país para viejos", con ocho candidaturas a los Óscar, ha sido su trabajo definitivo; y eso que, como reconoció durante la presentación de esta cinta en la pasada edición del Festival de Cannes, al protagonista de "Mar adentro" no le gustan las películas violentas.

Pero en esta ocasión había una razón de peso para dar vida a un asesino en serie, y fue la admiración que siente por los hermanos Ethan y Joel Coen, autores de otros títulos como "Fargo" (1996), "O Brother, Where Art Thou?" (2000) y "Crueldad intolerable" (2003).

"No es país para viejos" es la adaptación de la novela homónima de Cormac McCarthy, autor de una decena de libros en los que siempre se adentra en la decadencia y anarquía del moderno oeste.

El libro, publicado en 2003, se convirtió en un best-seller en cuestión de semanas, gracias a una historia visceral sobre la huida de la justicia de un hombre honrado que encuentra 2,4 millones en de dólares en el interior de una camioneta aparcada en la zona fronteriza de Texas y que está repleta de heroína.

En esta historia Bardem es Antonio Chigurh, un asesino que simboliza a los siniestros personajes del mundo de las drogas que se mueven por las zonas fronterizas, un tipo despiadado que no deja ni huellas ni testigos de ninguno de sus sangrientos crímenes.

Se trata de un papel que, como han confesado los Coen en varias ocasiones, requiere una gran intensidad interpretativa. Y Bardem encajaba en este perfil, sobre todo después de sus alabadas interpretaciones en "Mar adentro" y "Antes que anochezca", por la que obtuvo su primera nominación al Óscar en 2000.

Los hermanos Coen apostaron por Bardem y éste no les ha defraudado. De hecho, el actor español, desde su personaje secundario, hace sombra al resto de protagonistas de la película, como Tommy Lee Jones, Josh Brolin y Woody Harrelson.

Durante estos meses, sólo ha recibido buenas críticas y casi una veintena de premios, entre ellos el del círculo de críticos de Nueva York, el del Sindicato de Actores y el Globo de Oro.