Jueves, 7 de Febrero de 2008

Garzón encarcela a Barrena por «desafiar» la ilegalidad de Batasuna

Le imputa integración en organización terrorista por actuar en nombre de la citada formación.

Auto de Garzón

ÁNGELES VÁZQUEZ ·07/02/2008 - 15:37h

Pernando Barrena, en el momento de su detención. EFE

El juez de la Audiencia Nacional ha decretado prisión incondicional para los dirigentes de Batasuna Pernando Barrena y Patxi Urrutia por reincidir en el delito de integración en organización terrorista del que ya se acusaba a los dos por pertenecer a “ETA-Batasuna”.

Según el magistrado, “a pesar de la suspensión judicial de Batasuna”, acordada por él mismo en 2002, y su ilegalización por el Tribunal Supremo en marzo de 2003, ambos “han querido expresamente desafiando lo establecido” en numerosas resoluciones judiciales “continuar la actividad expresamente delictiva”.

Tanto Barrena como Urrutia participaron el sábado pasado en un acto de Batasuna en Pamplona, que comenzó con una reunión de sus responsables, a la que asistieron Barrena, Urrutia y el huido Unai Fano, así como otras 28 personas. Después, Barrena ofreció una rueda de prensa como responsable de Batasuna, en la que anunció que la “izquierda abertzale estará con cualquier circunstancia presente en las próximas elecciones”.

A pesar de su edad y salud

El auto enumera 19 reuniones “clandestinas” de Batasuna a las que asistió Barrena. Aunque no estuvo en la de Segura, celebrada el 4 de octubre, por encontrarse de vacaciones. El que sí asistió fue Urrutia, detenido junto al resto de la cúpula de la formación ilegalizada.

En aquella ocasión, el juez le dejó en libertad bajo fianza por su estado de salud y avanzada edad, pero ayer prevaleció el que haya reincidido sobre esas circunstancias y decretó su ingreso en prisión.

El caso de Barrena es distinto. Estaba ya imputado en el sumario abierto por Garzón en 2002 contra la financiación de ETA a través de las herriko tabernas controladas por Batasuna, y se encontraba en libertad bajo fianza. Sin embargo, continuó actuando en nombre de Batasuna en distintas comparecencias públicas (el juez cita 30 entre ruedas de prensa y entrevistas).

Procurar instrumentalizar

El auto insiste en que la izquierda abertzale no puede equipararse a Batasuna, a pesar de la “vocación fagocitadora” de ésta, que “procura instrumentalizar el espacio político que supone para instalarse en él, anulando así cualquier opción de discrepancia o independencia”. Esta “tendencia expansiva” se produce “bajo los auspicios de ETA y puede producir efectos en otras organizaciones a las que eventualmente puede colonizar y respecto de las que podrá actuarse”, dice el juez que hoy decidirá si justo por eso suspende las actividades de ANV y PCTV.

Noticias Relacionadas