Archivo de Público
Martes, 23 de Julio de 2013

Los rectores madrileños denuncian que Figar no les permite bajar las tasas de matrícula

"Aunque la Consejería de Educación sólo establezca precios máximos, la financiación de las universidades se reduce", explica el presidente de la CRUMA, Fernando Galván

PÚBLICO/EP ·23/07/2013 - 19:04h

Los rectores madrileños se reunieron esta mañana con la consejera de Educación, Lucía Figar, y el presidente,Ignacio González. EFE

El presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades de Madrid (CRUMA), Fernando Galván, ha vuelto a denunciar este martes que el Gobierno de la Comunidad no da margen a los centros públicos para poder bajar los precios de matrícula. 

Aunque la consejera de Educación, Lucía Figar, se escudó en ese mismo argumento para anunciar el incremento del 20% en las tasas, asegurando que su departamento sólo fijaba "precios máximos" para las mismas, los máximos responsables de las universidades públicas desmontan su teoría. "Es cierto que el nuevo decreto de precios públicos sólo establece precios máximos, pero eso no nos da posibilidad a las universidades de bajarlos", insistió Galván. 

Y es que, como denuncia el también rector de la Universidad de Alcalá de Henares, "la subida de tasas implica una reducción de la financiación que reciben las universidades". "Para el curso 2013-2014 los presupuestos descienden en la cantidad equivalente a la recaudación que supuestamente vamos a conseguir con ese aumento de tasas", especifica Galván en un audio-comunicado enviado a los medios tras su reunión, esta mañana, con la consejera y con el presidente de la Comunidad, Ignacio González.

En lo que sí han apoyado los máximos responsables de las universidades públicas madrileñas al Gobierno autonómico ha sido en su "reivindicación ante el Gobierno de la nación por las dificultades que tiene Madrid para cumplir los objetivos de déficit". Fue la propia Figar quien culpó al Ejecutivo de Rajoy de la nueva subida de tasas universitarias, que ya acumulan un incremento del 65% en los dos últimos años y que sitúan a Madrid en una de las comunidades más caras para estudiar. "Tenemos que hacer un esfuerzo mayor que otras comunidades para ajustar gastos e ingresos", se quejó la titular de Educación el pasado 17 de julio .

Hoy Figar se ha mostrado agradecida por la "lealtad institucional" de los rectores y ha valorado su "responsabilidad". Unas características, añadió, "que no son comparables con algunos pirómanos sociales que buscan el conflicto en todos los lados", informa Europa Press.

Por otro lado, según la versión de los conservadores del encuentro, el Gobierno madrileño asegura que ha llegado a un acuerdo con los rectores para analizar "uno a uno" los casos concretos de alumnos que por falta de recursos económicos no puedan matricularse y estudiar en la universidad. La consejera madrileña ha explicado que un "punto de preocupación común" del Gobierno y de los rectores es que  es que haya "algún alumno que por dificultad económica o falta de recursos quede fuera cuando tiene rendimiento académico demostrado que le hace acreedor de seguir con los estudios".

Así, Figar ha contado que en la reunión han hecho un repaso de los "instrumentos" con los que cuentan para poder evitar que esto sea así, destacando el sistema de becas del Ministerio de Educación, las becas de excelencia del Gobierno madrileño o los nuevos sistemas de fraccionamiento que pueden poner en marcha las universidades para hacer frente al pago de matrícula. También hay algunas universidades que cuentan con sus fondos de emergencia, como la de Alcalá o la Carlos III.

"Hay una serie de instrumentos razonablemente puestos para garantizar la igualdad de oportunidades, pero nos preocupa que pueda darse el caso que cuando el Ministerio de Educación resuelva la convocatoria de becas, se quede alguno fuera", ha señalado Figar, quien ha explicado que la resolución de estas becas suele ser entre febrero y marzo, y será entonces cuando se verá "si hay algún caso por atender".