Martes, 23 de Julio de 2013

La oposición no retira sus peticiones para que Rajoy explique el 'caso Bárcenas' en el Congreso

Cayo Lara considera que el Gobierno está intentando dar "gato por liebre" con la intervención del presidente y avisa de que "sin transparencia no habrá estabilidad". ERC acusa al PP de querer "hacer trampas y más trampas"

PÚBLICO/AGENCIAS ·23/07/2013 - 13:02h

Los grupos de la oposición no se conforman con el anuncio de comparecencia de Mariano Rajoy en el Congreso para explicar el caso Bárcenas y no piensan retirar sus peticiones a la Mesa de la Diputación Permanente. IU, CiU, PNV y ERC se han mostrado indignados con el modo y el formato anunciado por Moncloa. Cayo Lara ha criticado duramente al Gobierno por el comunicado en el que ha hecho oficial la intervención de Rajoy. En él, se afirma que comparece a petición propia y para informar la situación política y social de España.

"Mantenemos nuestra petición porque no queremos que nos den gato por liebre", dijo el coordinador federal de IU, para el que "a petición propia se comparece cuando no te lo pide nadie". En este caso , según Lara, Rajoy se ha visto arrastrado por las presión "social, política e internacional". "Queremos saber muchas cosas, pero sobre todo unas cuantas. Queremos saber si ha habido 20 años de financiación ilegal en el PP, si se han hecho contratos a empresas violando la ley de administraciones públicas y la relación del PP con los donantes", advirtió.

"Queremos saber quién ha recibido sobresueldos, si se han usado como fondos ilegales para financiar campañas electorales, si el presidente del Tribunal de Cuentas ha hecho donativos al PP y si el presidente del Consejo de Estado ha recibido recursos del PP, queremos saber por qué animó el presidente por SMS al señor Bárcenas cuando ya se sabía que tenía cuentas en Suiza" añadió.

Lara mandó un mensaje a los dirigentes del PP que habían defendido que Rajoy no compareciera por la "estabilidad" del Estado. "Sin transparencia no habrá estabilidad", dijo.

"Trampas y más trampas"

Desde el PNV, Emilio Olabarria, que en declaraciones a los periodistas en el Congreso, exigió a Rajoy que "no disperse la atención" con los supuestos logros económicos del PP. Asimismo, hizo referencia a la fecha elegida, el 1 de agosto, que además de ser un día antes de que Rajoy empiece sus vacaciones, coincide con la operación salida, por lo que habrá muchos ciudadanos que no tengan acceso a lo que el presidente tenga que decir.

Por su parte, el diputado de ERC Joan Tardá ha subrayado que la comparecencia de Rajoy llega "tarde y mal" y ha advertido de que sería "lamentable" que el jefe del Ejecutivo tratase de "desvirtuar" el objeto del debate. "Todo lo que pretenda desviar el objeto del debate es hacer trampas y más trampas. Por eso le apelamos a que sea honrado", dijo. Desde CiU, Josep Sánchez Llibre sí cree que el modelo de debate escogido servirá para que los grupos puedan interpelar debidamente al presidente del Gobierno y espera que la comparecencia pueda "serenar" la preocupación que el caso Bárcenas y la falta de explicaciones de Rajoy había despertado en determinados ámbitos de la esfera internacional.