Archivo de Público
Domingo, 21 de Julio de 2013

El rector de Deusto: "En el extranjero piensan que España es una república bananera"

El nuevo rector de la universidad asegura que "en los últimos decenios está a la vista la falta de ética y de calidad democrática de la vida pública española"

EFE ·21/07/2013 - 17:49h

El nuevo rector de la Universidad de Deusto, el jesuita José María Guibert, ha comentado el manifiesto difundido públicamente el pasado 11 de julio por las universidades de los jesuitas en España, que se titula "Por la regeneración democrática de la vida pública en España" y que ha sido remitido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a sus ministros y a todos los grupos parlamentarios.

Según ha explicado, esa declaración no responde a la situación puntual actual de escándalos de corrupción sino que constituye un "pequeño llamamiento" a un "problema nacional que está ahí: en los últimos decenios está a la vista la falta de ética y de calidad democrática de la vida pública española". "Hace años -ha agregado- nosotros describíamos algo poco democrático o poco legal con la expresión despectiva 'es una república bananera', y eso es lo que piensan en el extranjero de España ahora mismo", ha añadido.

También ha expresado su opinión sobre el papa Francisco, primer jesuita que accede a ese cargo eclesiástico, y ha mantenido que "hace muchos gestos muy fáciles de interpretar y utiliza un lenguaje directo", pero ha añadido que "mucho de lo que dice ya estaba dicho antes" en la Iglesia. La Universidad de Deusto, fundada en 1886 por la Compañía de Jesús, tiene en la actualidad cerca de 10.000 alumnos y 2.345 profesores.

El rector también opina que "es bueno" que se exija un esfuerzo a los estudiantes para concederles una beca, pero ha precisado que si solo se valora la nota y no se compensa a quien tiene menos posibilidades económicas "la cohesión social queda dañada". "Por un lado está bien que se cultive la cultura del esfuerzo y se juegue con el mérito, pero hay que tener en cuenta que quien está más castigado social y económicamente, es más difícil que disponga de un tiempo tranquilo para estudiar", ha añadido en una entrevista con EFE.