Archivo de Público
Sábado, 20 de Julio de 2013

El PP vasco pagaba su sede en Bilbao con dinero de Génova, según Quiroga

Dice que no parará hasta conocer la verdad tras las insinuaciones de financiación irregular que ha hecho Bárcenas, porque está en juego la trayectoria de personas que "están bajo tierra"

EFE ·20/07/2013 - 14:01h

Arantza Quiroga, en la rueda de prensa de este sábado/EP

La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, se ha comprometido este sábado a investigar hasta el final las insinuaciones de financiación irregular que ha lanzado contra la organización el extesorero del PP Luis Bárcenas, quien entre los papeles que ha entregado en la Audiencia Nacional ha incluido una carpeta con numerosa documentación que recoge el pago de la hipoteca de la sede en Bilbao del partido entre 1999 y 2005, con dinero procedente de supuestas donaciones ilegales de constructores.

Quiroga, en una rueda de prensa celebrada en San Sebastián, ha señalado que el PP vasco recibía una transferencia de dinero para gastos procedente de la sede central del partido en la calle Génova, de Madrid, con la que abonaban la citada hipoteca.

La responsable del PP vasco ha recalcado que su formación se juega "mucho" en el caso Bárcenas, tanto como "la trayectoria de hombres y mujeres que durante años han estado dando lo mejor de sí mismos por ideales a cambio de nada" y algunos de los cuales "están bajo tierra". 

Quiroga ha dicho que su partido es el primer interesado en "saber qué puede haber o no detrás de esas informaciones", por lo que no va a "parar" hasta "saber la verdad" que, además, tiene intención de "compartir con los ciudadanos". "El PP vasco no se merece tener en entredicho su honorabilidad, por lo tanto somos nosotros los primeros que vamos a colaborar" con la Justicia "para que se sepa la verdad", ha señalado la dirigente popular, antes de explicar que, en función de lo que determine la Justicia, no le temblará "el pulso a la hora de tomar decisiones".

La máxima responsable del PP vasco ha dicho entender "el asqueo de la sociedad respecto a determinados comportamientos de la política" y ha asegurado que su "objetivo" al frente del partido en Euskadi es "poner todo" de su parte "para que los ciudadanos vuelvan a creer en la política". "Desde el PP vasco no vamos a permitir que se haga ningún tipo de especulación que pueda manchar la honorabilidad y la trayectoria de la formación en Euskadi", ha insistido la dirigente popular, quien ha explicado que la "realidad" de las cuentas de su formación es que se recibía "una transferencia para gastos" desde la sede de la calle Génova, cantidad de la que luego se pagaba la hipoteca de la sede de Bilbao.

"Eso es lo que nosotros sabemos, es lo único que puedo decir", ha comentado Quiroga, tras lo que ha aclarado que, sobre "lo que han podido hacer otros, tendrán que dar explicaciones, si se demuestra que ha sido así".

La política vasca ha confesado que, cuando ve las distintas noticias sobre el caso Bárcenas, su sentimiento es "de sufrimiento", aunque no por ella sino "por todas las personas que han dado tanto por el PP y que no se merecen esa información". Ha desvelado no obstante su voluntad de "convertir ese sufrimiento en determinación" para ponerse "al frente" del empeño de "saber qué ha pasado y qué hay", motivo por el que seguirá "investigando hasta el final".

Quiroga ha anunciado asimismo que "a lo largo de los próximos días" tiene pensado ponerse en contacto con antiguos dirigentes del PP vasco para ver "cuál es su opinión" sobre este asunto.

En una de las nueve carpetas de documentos entregada por Bárcenas al juez Ruz el pasado lunes, en concreto la de color verde, se recogen múltiples recibos de bancos y unas hojas de contabilidad escritas a mano con ingresos y gastos del PP vasco en 199 y 2005, que supuestamente consignan las entradas de dinero de donantes y las salidas para el pago de la hipoteca de la sede de Bilbao, que ascendía a 210 millones de pesetas.