Archivo de Público
Miércoles, 17 de Julio de 2013

El Parlamento británico da el 'sí' definitivo al matrimonio homosexual

La firma de la Reina Isabel II es el último requisito para legalizar estas uniones, que los británicos podrán disfrutar a partir de mediados de 2014.

PÚBLICO / EP ·17/07/2013 - 09:44h

Un miembro del Coro Gay de Londres frente al Parlamento de Londres, el 15 de julio de 2013.REUTERS/Andrew Winning

La Cámara de los Comunes del Parlamento británico ha dado este martes la aprobación definitiva a legalización del matrimonio homosexual en Inglaterra y Gales, por lo que el texto ya sólo precisa de la firma de Isabel II-un mero trámite- y podría convertirse en ley esta misma semana.

Los diputados de la Cámara Baja finalmente no han modificado la propuesta avalada el lunes por la Cámara de los Lores , donde se introdujeron algunos cambios como mayores protecciones para las parejas con cónyuges transexuales, según informa la radiotelevisión pública BBC.

La legalización del matrimonio homosexual era una de las grandes apuestas del primer ministro, David Cameron. Desde 2005, las parejas del mismo sexo pueden celebrar uniones civiles en ayuntamientos británicos, lo que les da derechos y responsabilidades similares a los que otorga el matrimonio civil.

El Gobierno, impulsor de la ley que ha dividido al Partido Conservador- no tanto a la población, como sí ha ocurrido en Francia - prevé que para mediados del próximo año comiencen a celebrarse las primeras bodas gays.La secretaria de Estado de Igualdad, Maria Miller, ha defendido durante el debate de este martes que todas las personas deberían tener el derecho de casarse, "independientemente de su orientación sexual o su género". Miller ha considerado la aprobación de este proyecto una "clara afirmación" del "respeto" hacia todo tipo de personas.

a Cámara de los Comunes británica ha aprobado este martes la legalización del matrimonio entre homosexuales por amplia mayoría, pero con el rechazo de cerca de 140 diputados conservadores, que votaron contra el proyecto de su líder, el primer ministro David Cameron. 

Por su parte, el 'tory' Gerald Howarth, uno de los detractores de la nueva ley, se ha mostrado "sorprendido" por que los defensores del matrimonio homosexual hayan "forzado" la aprobación de un texto "en contra del que han votado una mayoría de conservadores". Howarth ha instado al Gobierno a pensarse "muy en serio" el camino a seguir en el futuro y a analizar si le compensa "ofender a gran parte del Partido Conservador".