Archivo de Público
Martes, 16 de Julio de 2013

"¡Chorizo,chorizo!", gritan a Urdangarin tras su visita al juzgado

El Duque de Palma ha declarado en la Ciudad de la Justicia de Barcelona por su demanda contra Diego Torres y ocho grupos de comunicación por la difusión de sus correos electrónicos personales, que pretende porhibir.

EUROPA PRESS ·16/07/2013 - 09:26h

Iñaki Urdangarin sale de la Ciudad de la Justicia de Barcelona entre gritos de "chorizo" y pitidos y trompetazos de un grupo de funcionarios judiciales y otras personas. EFE/Andreu Dalmau

Iñaki Urdangarin ha abandonado esta mañana la Ciudad de la Justicia de Barcelona entre gritos de "¡chorizo!" y pitidos y trompetazos de un grupo de funcionarios judiciales y otras personas que se han sumado a ellos.

Tras comparecer en una vista celebrada a puerta cerrada a raíz de la demanda que presentó por vulneración de su derecho al honor para que se prohibiera la difusión de correos electrónicos que afecten a su intimidad, Urdangarin ha salido del Juzgado de Primera Instancia 46 hacia las 11.15 horas.

A su salida, el Duque de Palma no ha podido evitar ser acompañado por las protestas de algunos funcionarios judiciales que han aprovechado hoy su comparecencia en los tribunales para expresar su rechazo a los recortes presupuestarios. Varias personas se han apostado también en la puerta de acceso y salida de la Ciudad de la Justicia con banderas republicanas que han agitado al paso del duque junto a ellas.

Quiere mantener la prohibición de divulgar sus correos

Iñaki Urdangarin ha solicitado este martes al juzgado que mantenga la prohibición de la difusión de sus correos electrónicos personales para proteger su intimidad, han explicado fuentes judiciales.

Al terminar la vista, su abogado, Mario Pascual Vives, ha explicado a los medios de comunicación que ha pedido "mantener las medidas cautelares" aunque ha descartado revelar el contenido de la sesión de este martes al tratarse de un asunto de intimidad, según sus palabras.

En la vista han estado juntos Urdangarin y su exsocio en el Instituto Nóos, Diego Torres, que comparecían en calidad de demandante y demandado, en su primer encuentro tras el estallido del caso Noós, y el Duque ha salido una hora antes de concluir, una vez ha finalizado su declaración, de poco más de hora y media.

Ahora la juez que lleva esta demanda por presunta vulneración del derecho al honor al desvelarse los correos electrónicos del Duque con contenido personal, en el que están también demandados ocho medios de comunicación por difundirlos, tiene una semana para decidir si mantiene la prohibición o la levanta.

El Duque de Palma,  ha llegado este martes con más de una hora de adelanto -probablemente para evitar los abucheos- a su cita en el Juzgado de Primera Instancia 46 de Barcelona.

Urdangarin ha entrado sobre las 8.45 horas en el edificio, y lo ha hecho en solitario sin la compañía de su abogado, Mario Pascual Vives, con lo que ha evitado encontrase con una manifestación contra la corrupción convocada a las 9.30 horas a las puertas de la Ciudad de la Justicia.