Archivo de Público
Sábado, 13 de Julio de 2013

Veintitrés heridos, uno muy grave, en un brutal tapón humano en sanfermines

Muchas personas quedaron aprisionadas y algunas inconscientes. La acumulación de gente ha bloqueado el acceso a la plaza de toros. El herido peor parado es un joven vitoriano de 19 años con síndrome de asfixia

AGENCIAS ·13/07/2013 - 08:29h

Encierro de sanfermines de este sábado/Efe

Veintitrés personas han resultado heridas, entre ellas un joven vitoriano de 19 años que se encuentra muy grave, en un encierro de sanfermines que estuvo marcado por un brutal tapón humano que se formó en el callejón de la plaza de toros de Pamplona. Ya han recibido el alta 16 de los ingresados, según los partes médicos publicados por el Gobierno de Navarra.

Continúan hospitalizados siete mozos, cinco de ellos por diversos traumatismos y dos de ellos con herida por asta de toro. El herido más grave es el joven de 19 años procedente de Vitoria, J.J.M.R., que se encuentra en estado muy grave, tras quedar atrapado en el montón de la Plaza de Toros, donde se han vivido momentos de angustia.

El joven se encuentra ingresado en la UCI, con sedación, y precisa de soporte ventilatorio mecánico, tras sufrir un traumatismo torácico con síndrome de asfixia.

Otra de las personas que han resultado heridas en el montón es un joven irlandés de 28 años, que ha sufrido también un síndrome de asfixia. Está ingresado con pronóstico reservado y su situación es estable.

Asimismo, continúan ingresados otros tres corredores que han sufrido diversos traumatismos, pero cuyo pronóstico es menos grave. Se trata de A.L.C., de 43 años y natural de Toledo; A.Q.S., de 24 años y natural de Barcelona; y A.O.O., de 27 años y procedente de Vizcaya.

Finalmente, continúan ingresados los dos corredores que han sufrido heridas por asta de toro. Es el caso de A.B.C., joven de 18 años procedente de Azpeitia (Guipúzcoa), que ha sido empitonado en la zona axilar izquierda en el tramo del callejón. Su pronóstico es grave.

El segundo corredor corneado es I.L., de 35 años y natural de Cleveland (Estados Unidos). Ha sufrido una perforación rectal anterior baja con neumoperitoneo y colección pararrenal izquierda, según el parte médico. Su estado es grave.

El encierro, corrido en 4 minutos y 15 segundos, transcurría con gran rapidez y sin demasiadas incidencias hasta el momento en el que los toros (de la ganadería Fuente Ymbro) han llegado a la plaza, donde un gran montón de corredores habían formado un gran tapón en el acceso a la misma, que ha causado que muchas personas fueran aprisionadas y algunas quedaran inconscientes.

Un corredor ha resultado herido muy grave, aunque está estabilizado, por aplastamiento a la entrada de la plaza de toros de Pamplona, donde se ha producido la montonera. En el tapón se han registrado más heridos, cuatro de carácter grave por contusiones torácicas y abdominales, de las que han sido atendidos en la enfermería de la plaza de toros, según ha informado el doctor Hidalgo, responsable médico del coso.

Hasta el Complejo Hospitalario de Navarra habían sido trasladados hasta las 9 de la mañana de este sábado 16 personas como consecuencia de los percances sufridos en el encierro.

La carrera ha sido peligrosa y multitudinaria, al coincidir el fin de semanas, y no tuvo mayores consecuencias porque los toros de la ganadería gaditana de Fuente Ymbro no embistieron a las personas atrapadas en el tapón.

Los toros habían realizado una carrera rápida hasta que se han visto frenados por el tapón formado a la entrada de la Plaza, que ha provocado que los astados y los cabestros no pudieran acceder. Cuando la manada ha llegado, muy estirada, numerosos mozos que aguardaban en este punto han taponado el acceso a la Plaza y a medida que han ido llegando los astados y los cabestros se han quedado parados ante la barrera. No han embestido a ningún mozo.

Los momentos que se han vivido a causa del tapón han sido muy angustiosos y se han podido ver imágenes de personas desvanecidas a causa de la aglomeración. Tanto algunos corredores presentes en la Plaza de Toros como agentes de la Policía Foral han intentado sacar a los mozos del montón, y se ha visto a uno de los agentes portando a un hombre en estado inconsciente.

Dos cabestros han saltado a los corredores amontonados y han accedido finalmente al coso, mientras que el resto de cabestros y los seis astados han sido trasladados a través de una puerta lateral que se ha abierto en el callejón para que pudieran salir al ruedo.