Archivo de Público
Miércoles, 10 de Julio de 2013

Los trabajadores de la planta de Opel de Figueruelas critican que Rajoy se cuelgue la medalla del Mokka

El comité de empresa de la planta zaragozana censura que el Gobierno atribuya a la reforma laboral la adjudicación del montaje del nuevo modelo de automóvil. Es mérito "única y exclusivamente del sacrificio de los trabajadores", aseguran

EFE ·10/07/2013 - 16:05h

- EFE - Mariano Rajoy,junto al presidente-consejero delegado de General Motors Europa, Karl-Thomas Neumann (i), se sube a un Opel Mokka, durante la visita que ha realizado a la factoría de General Motors España, en Figueruelas (Zaragoza).

Los representantes de los trabajadores de Opel España en Figueruelas (Zaragoza) censuran que el Gobierno de España atribuya a sus reformas laborales y económicas el mérito de la adjudicación de la fabricación del Opel Mokka a la planta por parte de General Motors.

Por eso, cuando en el acto oficial en el que se ha anunciado que Figueruelas fabricará el Opel Mokka a partir de la segunda mitad de 2014 el ministro de Industria, José Manuel Soria, ha tomado la palabra, los miembros del comité de empresa de UGT y CCOO han abandonado la sala.

Después, en una rueda de prensa, se han mostrado enfadados porque, han dicho, la llegada del Mokka a la factoría zaragozana es fruto "única y exclusivamente de los sacrificios de los trabajadores y no de los planes de reforma".

La llegada del Mokka es fruto "única y exclusivamente de los sacrificios de los trabajadores y no de los planes de reforma", critican En todo caso, al margen de estas críticas, todos los representantes sindicales han coincidido en señalar que el anuncio de la fabricación del Mokka es una excelente noticia, que podría disminuir los días de expediente de regulación de empleo que sufren los 5.700 trabajadores de la planta desde hace tiempo.

Para Chema Fernando, de CCOO, el de este miércoles ha sido un acto "meramente publicitario" porque el Gobierno de España necesita una "imagen pública", pero a su juicio es una "temeridad" asociar el anuncio a las reformas del ejecutivo porque es "justo lo contrario".

En este sentido, José Juan Arcéiz, de UGT, ha precisado que el acuerdo al que llegaron los trabajadores y la empresa en abril sobre el nuevo convenio colectivo va "justo al revés" de lo que establece la reforma laboral, y el Mokka está en Zaragoza gracias al diálogo social.

"Querer sacar rédito de eso es un auténtico error", ha recalcado Arceiz, quien ha advertido al gobierno y a su presidente, Mariano Rajoy, que ha asistido al acto, de que "a estas alturas" no puede "engañar ya a nadie".

Sobre la fabricación del Mokka, Arceiz ha insistido en que es una noticia muy importante para la plantilla, que sufre "ERE tras ERE" y por eso este anuncio es "deseado".

Ha sido posible gracias a la plantilla, que además de competitiva, ha sido capaz de llegar a acuerdos con la dirección que han acabado pesando en la decisión de adjudicar el Mokka a la planta aragonesa.

Y se ha mostrado convencido de que este "esfuerzo" acabará trayendo "alguna buena noticia más.

Servirá para "pasar página en el peor momento que ha tenido esta planta y la empresa en toda su historia" También Chema Fernando ha confiado en que la nueva producción "libere a la plantilla definitivamente de los ERE", porque el volumen de fabricación anunciado "permitiría dedicar toda la jornada a la producción".

La noticia, ha agregado, servirá para "pasar página en el peor momento que ha tenido esta planta y la empresa en toda su historia".

"Después de haber estado a punto de desaparecer como marca", la apuesta de General Motors por Opel es una verdadera "inyección" para hacerla "competitiva" en un contexto "difícil".