Archivo de Público
Lunes, 8 de Julio de 2013

Bretón considera "increíble" que no se haya encontrado a sus hijos

El juicio queda visto para sentencia después de la última sesión en la que la fiscal mantiene la culpabilidad del acusado mientras su defensa critica que ha sido condenado de antemano

EFE ·08/07/2013 - 14:59h

- EFE - Momento de la llegada a la sala de la Audiencia Provincial de Córdoba de José Bretón.

José Bretón, acusado de asesinar a sus dos hijos el 8 de octubre de 2011, ha manifestado en su turno de palabra antes de acabar el juicio que le parece "increíble" que hoy, justo 21 meses después del suceso, no se sepa donde están sus hijos.

Tras los informes finales presentados por el Ministerio Fiscal, la acusación particular y la defensa, Bretón ha tomado la palabra y se ha declarado "inocente de los hechos que me quieren imputar".

Previamente, la fiscal María de los Ángeles Rojas ha pedido una pena de 40 años de prisión para Bretón y ha pedido al jurado que no se dejen influir por "datos paralelos que se han escuchado en los medios de comunicación".

La fiscal ha considerado que ha quedado acreditado "sin género de dudas" que Bretón "es un asesino" que mató a sus hijos en la finca y los quemó para no dejar rastro "en una hoguera en un lugar apartado".

Ha añadido que durante el juicio se han puesto de manifiesto "pruebas como puños" y "no meros indicios", de tal forma que existen "tantas pruebas" que no cabe duda que Bretón "es el asesino de sus hijos". Algo en lo que no concuerda el abogado defensor, José María Sánchez de Puerta, que ha afirmado este lunes que su defensa sale "reforzada" del juicio porque "había unas pruebas muy contundentes que se han venido abajo".

La fiscal ha dicho que la versión de que perdió a sus hijos en el parque "es inverosímil" y la reconstrucción policial que se hizo sobre ese momento demuestra "que los niños nunca llegaron allí".

Mantiene que Bretón había preparado todo para matar a sus hijos ese día al hacer acopio de gasolina en una cooperativa de Huelva, cerca de 270 litros en quince días, al pasar muchas noches en la finca de 'Las Quemadillas' para preparar su plan, y al negarse a cambiar el fin de semana que le tocaba pasar con sus hijos para tenerlos ese día.

También es "significativa" la prueba que hizo con sus sobrinos cuando, días antes del suceso, los dejó solos en un parque un momento "para ver cómo reaccionaban" y así "comprobar lo que podía pasar".

Igual de "relevante" es la compra de dos tranquilizantes que "jamás se han encontrado" y que Bretón dijo que los tiró, aunque la fiscal mantiene que se los "suministró a sus hijos" para "adormecerles o causarles la muerte".

Una vez llegaron a la finca, Bretón "los mató de la forma más cruel posible" y sin que los niños tuvieran "posibilidades de defenderse".

Además, ha señalado que existen pruebas de la "magnitud" de la hoguera y que en la misma se usaron más de 250 kilos de leña y cerca de 80 litros de combustible y se alcanzaron los 1.200 grados de temperatura con la mesa que se colocó en forma de pira funeraria.

La fiscal ha incidido en que todos los peritos, incluida la que "erró de forma garrafal" en un primer momento, han coincidido en que en la hoguera que Bretón hizo en la finca de 'Las Quemadillas' se quemaron "dos cuerpos de humanos de entre 2 y 6 años".

Condenado de antemano

El abogado defensor de José Bretón también ha considerado que las pruebas contra su cliente se basan en "suposiciones" y que el acusado "ya ha sido condenado" de antemano.

Durante su informe final en el juicio, Sánchez de Puerta ha manifestado que el juez instructor hizo "apreciaciones subjetivas" en el momento de la investigación y que la opinión pública y los medios de comunicación "han condenado a este hombre antes de juicio".

El letrado ha pedido al jurado que no se deje influir por todas las "manifestaciones subjetivas dirigidas a satanizar" a Bretón y ha defendido que el acusado "nunca ha cambiado de versión" sobre la desaparición de sus hijos, sino que "ha mantenido la misma línea desde el principio".