Miércoles, 6 de Febrero de 2008

Crean un pez transparente para estudiar la evolución de los tumores

Se trata de un nuevo linaje de pez cebra, diseñado en un laboratorio. Servirá también para investigar el Alzheimer o para experimentar con fármacos y genes. 

EUROPA PRESS ·06/02/2008 - 20:56h

Un equipo de investigadores del Hospital Infantil de Boston, en Estados Unidos, ha conseguido crear un linaje de peces cebra que son transparentes a lo largo de toda su vida. Este nuevo modelo animal, cuyas características se presentan en la revista 'Cell Stem Cell', permitirá a los investigadores observar de forma directa procesos como la metástasis del cáncer o la producción de sangre después de un trasplante de médula ósea.

Los investigadores explican que estos peces son genéticamente similares a los humanos y están considerados buenos modelos para el estudio de la biología y las enfermedades humanas. Los embriones de pez cebra son transparentes y han permitido a los investigadores estudiar las enfermedades en organismos vivos, pero tras cuatro semanas, cuando los animales se convierten en adultos, se vuelven opacos.

Los investigadores crearon el pez transparente emparejando dos linajes diferentes. Los peces cebra tienen tres pigmentos en su piel (reflejante, negro y amarillo). Los científicos emparejaron un linaje que carece del pigmento reflejante, denominado "roy orbison", con otro que carece del pigmento negro, llamado "nácar". 

Los peces resultantes tienen sólo el pigmento amarillo en su piel, lo que los hace prácticamente transparentes. Los investigadores denominaron a este nuevo linaje "casper", por el fantasma infantil ideado por los dibujantes de Disney.

Observar el Alzheimer, el cáncer, inflamaciones intestinales 

El cerebro, el corazón y el tracto digestivo del pez son también visibles, lo que permite a los investigadores estudiar defectos genéticos en estos peces desde su desarrollo embrionario inicial hasta la fase adulta. Los científicos esperan que esta herramienta proporcione nuevos datos sobre genes mutados que causan enfermedades que van desde el Alzheimer a la enfermedad inflamatoria intestinal.

El primer experimento realizado sobre este nuevo modelo animal ha permitido examinar al equipo del investigador Richard White, uno de los creadores del pez cebra transparente, el proceso de metástasis del cáncer.

White creó un tumor fluorescente de melanoma en la cavidad abdominal del pez y lo examinó al microscopio. El científico observó que las células cancerígenas comenzaban a expandirse en cinco días e incluso vio cómo las células individuales entraban en metástasis, algo que no se había observado en tiempo real en un organismo vivo.

Probar fármacos y genes en el pez vivo 

El melanoma en expansión parecía dirigirse a la piel después de dejar la cavidad abdominal. "Esto nos dice que cuando las células tumorales se expanden a otras partes del cuerpo, no lo hacen de forma aleatoria, sino que saben a dónde se dirigen", explica White.

El investigador planea estudiar la dirección de las células tumorales y distintas vías para modificar las células del tumor o las células del animal para que las células que se expanden nunca encuentren una nueva localización.

El pez podría también responder cuestiones sobre los trasplantes de células madre. Al estudiar cómo las células madre se integran y producen sangre en el pez, los investigadores pueden buscar formas para ayudar a los pacientes a reestructurar su sangre de forma más rápida. Los fármacos y genes podrían evaluarse en el pez vivo y así observar los resultados en un organismo vivo.