Archivo de Público
Viernes, 5 de Julio de 2013

El presidente de la Eurocámara ve insuficientes los 6.000 millones para empleo juvenil

Martin Schulz compara esa cifra con los 700.000 millones gastados por los países de la UE en rescatar a los bancos

EFE ·05/07/2013 - 11:25h

EFE - El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz (i), y expresidente del Gobierno Felipe González.

El presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, ha afirmado este viernes en Madrid que los 6.000 millones acordados en la UE para fomentar el empleo juvenil "es un comienzo, pero claramente no es suficiente para acabar con el problema".

En una intervención en el foro Nueva Economía en el que ha compartido atril con el expresidente del Gobierno Felipe González, Schulz afirmó que "hay que resaltar" que los Estados de la UE se han gastado 700.000 millones para rescatar el sistema bancario, y que "por ahora sólo hay 6.000 millones" para el desempleo juvenil. El Parlamento Europeo -dijo Schulz- lleva tres años diciendo eso y "los gobiernos han tardado en entenderlo".

Según Schulz, aparte de los 6.000 millones habrá que "darse cuenta del mayor problema para generar crecimiento es que tenemos que velar porque haya un sector que funcione, que es el de las pequeñas y medianas empresas, que no tienen acceso al crédito".

El presidente Schulz parafraseó al presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, al decir que "el dinero barato es bueno" pero que no puede ser que los bancos, "que en parte hemos estabilizado con dinero público, se financien al 0,5 por ciento y que este dinero no llegue a la economía real". "Tenemos que conseguir que los mercados crediticios tengan acceso a las pymes, necesitan invertir y necesitan acceso al crédito aceptable", dijo.

Críticas a la austeridad

Schulz: "No se trata de Alemania contra España ni de un país contra otro"El presidente del PE explicó que en Bruselas "no se trata de Alemania contra España, ni de "un país contra otro", sino que "hay dos teorías "en conflicto". Una es una "austeridad contundente", seguida -dijo- no sólo por Angela Merkel, sino también por Holanda, Reino Unido, Suecia, Finlandia y algunos bálticos, y que dice que al reducir el gasto se "generará confianza en los mercados". Y la otra doctrina, dijo Schulz, que quiere "disciplina presupuestaria" pero "equilibrada" con otras políticas de inversión y crecimiento, como dijo "sanear el presupuesto para luchar contra el desempleo juvenil".

Schulz afirmó que además de buscar empleo para los jóvenes, hay que evitar que hereden "las deudas que se han generado", lo que calificó como "equilibrio intergeneracional". "Hemos generado un endeudamiento público tan grande que los hijos de nuestro hijos lo tendrán que pagar. Yo heredé bienestar y no quiero que los hijos de mis hijos paguen mis deudas", dijo Schulz.

"No hay ninguna duda, hay que sanear los presupuestos, pero eso no se puede hacer sin ingresos. Y por eso apoyo el impuesto sobre transacciones financieras y hay que luchar contra los paraísos fiscales", afirmó. También advirtió contra la desigualdad: "No es posible que en Atenas haya gente rebuscando en la basura y que otros griegos compren casas en Berlín".