Archivo de Público
Jueves, 4 de Julio de 2013

Rusia insta a Snowden a "encontrar otro país que lo refugie"

El viceministro de Exteriores añade que Rusia "no puede solucionar cualquier cosa por él" y ahora la situación se debe resolver "de una manera u otra"

REUTERS ·04/07/2013 - 18:21h

El viceministro de Exteriores ruso, Sergei Ryabkov. -REUTERS

"Edward Snowden debe encontrar otro país que lo refugie", dijo un funcionario ruso el jueves, lo que indica la creciente impaciencia de Moscú sobre el alargamiento de la estancia del extécnico de la CIA en un aeropuerto de Moscú.

El vicecanciller, Sergei Ryabkov, dijo que Rusia no había recibido ninguna solicitud de asilo político de Snowden y tuvo que resolver él mismo sus problemas después de 11 días en la zona de tránsito del aeropuerto moscovita de Sheremetyevo. El presidente Vladimir Putin se ha negado a extraditar al funcionario estadounidense, y los rusos se han deleitado al mantenerse fuera de las garras de los Estados Unidos, ya que Snowden ha revelado los detalles de los programas de vigilancia secretos del gobierno estadounidense.

Pero Moscú también ha dejado claro que Snowden es un invitado cada vez más incómodo porque cuanto más tiempo se quede, mayor será el riesgo de que el conflicto diplomático sobre su destino cause un daño permanente a las relaciones con Washington. "Él tiene que elegir un lugar para ir," dijo Ryabkov a Reuters. Ryabkov dijo a la agencia de noticias Itar-Tass que Rusia "no puede solucionar cualquier cosa por él", y ahora la situación se debe resolver "de una manera u otra". Sus declaraciones se hicieron eco de los comentarios del presidente Vladimir Putin, quien ha instado a Snowden a partir tan pronto como le sea posible.

Las relaciones con Washington han sido tensas desde el regreso de Putin a la presidencia el año pasado Las relaciones entre Snowden y las autoridades rusas parecen haberse agriado cuando Putin dijo el lunes que Moscú podía conceder asilo a Snowden sólo si estaba de acuerdo a detener las acciones que puedan ser perjudiciales para los Estados Unidos. El secretario de prensa de Putin, Dmitry Peskov, dijo el martes que Snowden había retirado su interés en el asilo en Rusia después de Putin se pronunciara en aquellos términos. Sus opciones se han reducido aún más desde entonces, ya que ningún país se ha comprometido a concederle asilo.

Mantener las relaciones en equilibrio

Las autoridades rusas han mantenido la mano tendida a Snowden  desde que aterrizó en Hong Kong el 23 de junio, diciendo que la zona de tránsito donde los pasajeros permanecen entre los vuelos es territorio neutral y él será en suelo ruso sólo si pasa por el control de pasaportes.

Moscú tampoco ha hecho nada para pregonar su presencia ante las cámaras y Putin ha evitado la tentación de burlarse de Obama cuando se le preguntó sobre el asunto en público. La semana pasada dijo que preferiría no tener que lidiar con él en absoluto. Las relaciones con Washington han sido tensas desde el regreso de Putin a la presidencia el año pasado.

EEUU: "Estamos muy contentos con nuestra interacción con el gobierno ruso" Sin embargo, ha habido señales de una mejora, ya que ambos bandos tratan de cooperar más en la seguridad desde los atentados del maratón de Boston 15 de abril, en el que dos chechenos étnicos son los principales sospechosos. Los Estados Unidos también han mostrado cierta moderación en sus declaraciones. "Seguimos hablando con el gobierno ruso cada día (acerca de Snowden), absolutamente todos los días, incluido yo mismo," declaró el embajador de EEUU, Michael McFaul. "Esperamos resolver este asunto de la  manera que queremos y por el momento estamos muy contentos con nuestra interacción con el gobierno ruso."

La agencia de noticias rusa Interfax subrayó la propia determinación de Washington de mantener lazos en un nivel estable, citando una fuente no identificada explicando que el caso de Snowden no había sido planteado por los funcionarios del Departamento de Justicia de Estados Unidos en las últimas conversaciones en Moscú. Rusia, sin embargo, se deleitaba con las consecuencias diplomáticas que ha acarreado el accidentado regreso a casa del presidente boliviano, Evo Morales, aliado de Putin, desde la reunión sobre energía que mantuvieron en Moscú; debido a una serie de países europeos se negaron inicialmente a dejar volar el avión en el espacio aéreo por las sospechas de que Snowden estuviera a bordo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores ruso criticó a tres estados miembros de la Unión Europea. "Las acciones de las autoridades de Francia, España y Portugal difícilmente podrían considerarse acciones respetuosas hacia Bolivia", dijo. "Rusia hace un llamamiento a la comunidad internacional a cumplir estrictamente con los principios jurídicos internacionales".