Miércoles, 6 de Febrero de 2008

Los autónomos tendrán también sus 400 euros

Zapatero promete una «solución» equivalente a la de los asalariados

ANA PARDO DE VERA ·06/02/2008 - 20:51h

El Ministerio de Economía es quien estudia en estos momentos la fórmula exacta para que los autónomos tengan un ahorro fiscal equivalente al de los 400 euros que el presidente del Gobierno se comprometió a deducir de la cuota estatal del IRPF de asalariados y pensionistas, según ha podido saber Público.

El departamento de Pedro Solbes trabaja teniendo en cuenta las especificidades de este colectivo laboral y tratando de obtener una medida que, como dijo José Luis Rodríguez Zapatero ayer, suponga "la solución que les asegure un trato equitativo" con el resto de los trabajadores, de la misma forma que el Ejecutivo se esforzó en dotarles de un "Estatuto propio y digno por primera vez en la historia".

El presidente del Gobierno asistió ayer a un almuerzo-coloquio organizado por Europa Press y KPMG y lo hizo en medio de la expectación que suponía a los presentes -sobre todo, empresarios y periodistas- saber que, en un foro económico, Zapatero no tendría más remedio que pronunciarse sobre la última cifra de empleo: los 132.378 parados de enero.

Optimismo presente y futuro

"Es un mal dato", reconoció el jefe del Ejecutivo, aunque su visión optimista del presente y el futuro en general -y económico en particular- no decepcionó a quienes la esperaban. Zapatero tranquilizó, primero, sobre el presente: "Se ha obtenido el récord histórico de más de 20 millones de ocupados", con la creación de tres millones esta legislatura. Admitió el mal dato del mes pasado, aunque lo achacó al "componente estacional" propio del mes de enero, que si se hubiese eliminado, el paro habría aumentado "en una cifra sensiblemente inferior".

Después, el presidente del Gobierno habló de futuro: en 2008, la tasa de paro estará por debajo del 8,5% -la actual- y se crearán cerca de dos millones de empleos en la próxima legislatura. Y consciente de que buena parte de la pérdida de puestos de trabajo procede del sector de la construcción, Zapatero, además de mostrarle el "apoyo del Gobierno", se comprometió a activarlo.

¿Cómo? Manteniendo "el impulso a la vivienda de protección oficial con la construcción este año de 100.000 viviendas", promoviendo el alquiler, mediante ayudas a la rehabilitación a la renovación urbana o, sobre todo, con la orden a los "ministerios inversores de que aceleren las licitaciones de obra pública con el fin de facilitar la actividad del sector y promover el empleo".

Sobre esta última iniciativa, el presidente del Gobierno aclaró que el Consejo de Ministros aprobó "expedientes por más de 700 millones", apostó por su continuidad y animó al resto de Administraciones a mantener un compromiso "de corte similar".