Miércoles, 6 de Febrero de 2008

Sarkozy inventa el "cheque abuelo"

El cheque abuelo, será un adelanto de las subidas de las pensiones que Sarkozy viene prometiendo desde hace ya más de un año.

ANDRÉS PÉREZ, corresponsal ·06/02/2008 - 20:43h

El descontento con la gestión económica provocó ayer una huelga de los taxistas que colapsó París

Un animal electoral llamado Nicolás Sarkozy anunció ayer, a un mes de las elecciones locales, el rápido pago de 200 euros a los 600.000 jubilados que viven con pensiones no contributivas en Francia.

El cheque abuelo, dijo, será un adelanto de las subidas de las pensiones que tiene previstas, y que viene prometiendo desde hace ya más de un año. Sarkozy anda bajo mínimos en los sondeos, hasta el punto que muchos candidatos de su partido a cargos locales están haciendo campaña con argumentos antisarkozy.

En ese contexto afrontó el presidente ayer la presentación de sus proyectos sobre el sistema de protección social francés en una conferencia en la que avanzó la creación de una nueva rama de la seguridad social para las personas con minusvalías. El cheque abuelo, prometió Sarkozy, se pagará "en el segundo trimestre de 2008", es decir, tras las elecciones de marzo. El anuncio intenta compensar el incumplimiento de la promesa precedente, de campaña presidencial. Sarkozy dijo entonces que iba a revalorizar un 25% en cinco años las pensiones mínimas, cosa que aún no ha cumplido.

El Partido Comunista denunció "el gran farol" de Sarkozy, subrayando que, tras el gesto de los 200 euros, "el Gobierno lo que propone es seguir manteniendo las pensiones de jubilación más bajas francesas por debajo del umbral de pobreza europeo, (800 euros) hasta 2012 como mínimo