Archivo de Público
Jueves, 4 de Julio de 2013

Wert anuncia que no seguirá en política cuando termine su mandato

El ministro de Educación asegura, en un desayuno informativo de Europa Press: "En los últimos meses, he dedicado el 60% de mi tiempo al diálogo educativo"

ANNA FLOTATS ·04/07/2013 - 09:48h

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha dejado claro su plan de futuro cuando termine el mandato: "No tengo ambiciones políticas de ningún género y no voy a seguir en política después de este empeño". Aun así, y a pesar del coste personal que le ha supuesto el cargo, ha afirmado que si lo hubiera sabido de antemano, hubiera aceptado igualmente el encargo de Rajoy. "Yo sabía que una reforma educativa siempre se encuentra con muchas resistencias. Además, por un mal cálculo de mis fuerzas y un cálculo exagerado de mis capacidades, y por mi falta de ambición política, no tenía miedo a afrontar el coste personal", ha asegurado. A pesar de ello, el ministro se ha sincerado: "Sería un imbécil si dijera que siento satisfacción por las enormes críticas recibidas".

Wert también ha acusado a las fuerzas sociales y políticas de la oposición de querer "mantener el status quo" en educación -el sistema actual genera un 25% de fracaso escolar, ha insistido-por no haber hecho "ninguna propuesta alternativa a la Lomce". Justo el día en que termina el plazo de entrega de enmiendas a la nueva ley de educación, Wert ha criticado que la mayoría hayan sido de devolución y ninguna plantee un texto alternativo.

Wert: "No hay mayor enemigo de la educación que la complacencia"

"Un pacto educativo es deseable y no he regateado esfuerzos en conseguirlo", ha afirmado el ministro. "En los últimos meses, he dedicado el 60% de mi tiempo al diálogo educativo y la mayoría de este tiempo lo he dedicado a deshacer prejuicios, malas interpretaciones y falta de conocimiento", ha explicado Wert durante su discurso en un desayuno organizado por Europa Press. Además, ha dicho, esta "absoluta resistencia a la reforma está muy pobremente argumentada". "No hay argumentos por parte de la oposición, sino afirmaciones apocalípticas sobre los efectos que va a producir (...) Así es muy difícil debatir y es a esto a lo que me refiero cuando digo que el diálogo con todas las fuerzas políticas ha sido muy frustrante porque no ha sido argumentativo. Frente al argumento lo que ha habido es descalificación", ha asegurado.

En este sentido, ha afirmado que le "repugna" la personalización en las decisiones políticas y que le parece "arrogante" adjudicarse la paternidad de una ley. "Aborrezco el término ley Wert", ha sentenciado.

El ministro de Educación ha vuelto a defender la nueva regulación de becas y el aumento al 6,5 para obtener una ayuda: "La equidad tiene cara B y ésta es la responsabilidad". Wert ha justificado así la inclusión del criterio académico a la hora de otorgar becas y ha lamentado: "Para potenciar esta equidad hemos tenido que renunciar a becas de excelencia y nos ha dolido mucho". Durante este debate sobre las becas, que ha provocado tensiones en el Gobierno, Wert ha afirmado no haberse sentido "desamparado" por los compañeros del partido, "sino específicamente amparado".

Sobre la inmersión lingüística en Catalunya, y tras el frente común de los partidos catalanes contra la Lomce, el ministro ha insistido en que la ley responde a lo que establece el Tribunal Constitucional, es decir, para que el modelo de inmersión sea legal debe incluir una fórmula que contemple el bilingüismo integrado. "Es un rechazo inexplicable. Yo creo que si de verdad uno lee sin prejuicio y sin voluntad de provocar un incendio emocional esa norma, no puede estar en desacuerdo. Y le he dicho muchas veces a los representantes de CiU y a los de ERC que si la Generalitat o los partidos catalanes son capaces de ofrecer una fórmula que garantice que la doctrina del Tribunal Constitucional va a ser respetada, yo, con mucho gusto, retiro la disposición y la sustituyo por la que propongan. Hasta ahora, no ha habido ninguna propuesta", ha explicado.

Preguntado sobre si ha hecho aumentar el número de independentistas por afirmar en el Congreso su intención de "españolizar a los niños catalanes", Wert ha sostenido que intentó hacer una construcción retórica después de que el diputado socialista Francesc Vallès utilizase el término. "No me puedo arrepentir más de haber utilizado la expresión. Si me vuelven a hacer esa pregunta contestaría de otra forma pero el fondo es el mismo", ha resaltado.