Miércoles, 6 de Febrero de 2008

Los Reyes de España visitan la Biblioteca de Alejandría, encuentro de civilizaciones

EFE ·06/02/2008 - 08:54h

EFE - La reina Sofía conversa con el presidente egipcio, Hosni Mubarak ayer en el Palacio Presidencial, durante la segunda jornada de la visita de los Reyes a Egipto.

Los Reyes de España visitaron hoy la Biblioteca de Alejandría, inaugurada en el año 2002 para recobrar el espíritu de la que fue la primera biblioteca universal en la historia de la humanidad y para convertirse en foro de diálogo y encuentro de las civilizaciones.

El recorrido por la biblioteca alejandrina fue el punto final de la visita de Estado que durante tres días Don Juan Carlos y Doña Sofía han realizado a Egipto, la tercera en tres décadas de reinado.

La parada en Alejandría desde El Cairo, ciudad donde se desarrolló el resto del programa oficial, no estaba prevista en la agenda inicial de este viaje de Estado, sino que en su transcurso fue el presidente de Egipto, Hosni Mubarak, quien invitó y animó a los Reyes a que visitaran este moderno centro de cultura.

Así, Doña Sofía ha regresado a la Biblioteca de Alejandría cinco años después de que asistiera a su inauguración, en octubre de 2002, como una de sus precursoras al firmar, junto a personalidades de todo el mundo, la "Declaración de Asuán" de 1990 que expresa el apoyo a la reconstrucción de la antigua biblioteca que, desde tres siglos antes de Cristo, concentró todo el saber de la época.

Los Reyes llegaron al edificio circular diseñado por el arquitecto Cristopher Kapella como símbolo de acogimiento a todas las culturas, mientras que los trazos de su fachada recuerdan un microchip.

Y es que este centro de la cultura se ha convertido en un monumental archivo digital con más de 900 ordenadores y un sólo sistema para poder acceder a todas las páginas de internet existentes desde 1996.

Acompañados por el director de la biblioteca, Ismael Serageldin, los Reyes vieron la gran sala de lectura, la mayor del mundo con siete niveles, concurrida en ese momento por estudiosos y visitantes, algunos españoles, que aplaudieron a Don Juan Carlos y Doña Sofía.

Los Reyes pudieron contemplar una copia del papiro más antiguo conocido, 2.000 años a.c, en el Museo de los Manuscritos que conserva más de seis mil documentos escritos a mano y que contrastan con la "máquina expresso", que imprime libros de más de 300 páginas en diez minutos.

Don Juan Carlos y Doña Sofía mostraron su asombro ante una pantalla gigante y semicircular, compuesta a su vez por siete planos, donde vieron una proyección de la historia de Egipto.

También recorrieron una de las exposiciones permanentes de la biblioteca dedicada a Alejandría con cuadros, mapas y fotografías de la antigua y la nueva ciudad.

Ante un plano gigante de Alejandría, la Reina buscó la calle donde vivió de niña, cuando la Familia Real griega tuvo que exiliarse ante la invasión nazi en la II Guerra Mundial, y se alegró al saber que todavía existe la casa donde residió.

Con capacidad para ocho millones de libros, los fondos de la biblioteca alcanzan ya el medio millón, fruto de donaciones en 26 lenguas que pueden disfrutar una media de 2.000 lectores diarios.

Los Reyes salieron al exterior del moderno edificio y sobre una pasarela pudieron contemplar en la costa la fortaleza que se levanta donde antes, dicen, estaba el faro de Alejandría.