Archivo de Público
Sábado, 29 de Junio de 2013

Casi 90.000 catalanes claman por la independencia en el Camp Nou

Los asistentes al Concert per la Llibertat exigen una consulta de autodeterminación

PÚBLICO / EFE ·29/06/2013 - 20:35h

Público asistente al Concert per la Llibertat. FOTOS: EFE

El Camp Nou acogió este sábado a cerca de 90.000 personas, según la organización, en el Concert per la Llibertat, donde durante más de seis horas una amplia nómina de artistas interpretó canciones y llevó a cabo actuaciones en favor del proceso soberanista de Catalunya y del derecho a decidir.

Pasada la medianoche, el grupo barcelonés Pastora versionaba una pieza de Lluís Llach, que volvió a pisar un escenario seis años después de su retirada para mostrar una vez más su adhesión a la causa catalana. La composición elegida por el cantautor fue Venim del nord, venim del sud, cantada a capela y cargada de una emotividad que también impregnó las actuaciones de Paco Ibáñez o Maria del Mar Bonet, quien se hizo acompañar por la Companyia Elèctrica Dharma para entonar Què volen aquesta gent. Llach volvería a escena al filo de la una de la madrugada para entonar Un núvol blanc, una de sus canciones más sentidas, compuesta tras la muerte de su madre.

Desde que a las ocho de la tarde la Cobla de Cambra de Catalunya diese el pistoletazo de salida al concierto con la sardana Juny, de Juli Garreta, el estadio del Barcelona se tiñó de amarillo y rojo. El público ondeaba estelades, profería gritos a favor de la independencia y estampaba a lo largo y ancho de las gradas un mosaico con los colores de la bandera catalana y el lema en inglés Freedom Catalonia 2014, o sea, Libertad para Catalunya en 2014.

Muriel Casals, presidenta de Òmnium Cultural, anunció una gran cadena humana para el 11 de septiembre 

La propia Cobla de Cambra acompañó al músico Pascal Comelade y al poeta Enric Casasses, que recitó un poema de Joan Salvat Papasseit. Luego, la actriz Cristina Plazas fue la primera representante de la cultura que recitó un texto: Assumiràs la veu d'un poble, del poeta valenciano Vicent Andrés Estellés. Por su parte, el expresidente de la Academia del Cine Catalán, el actor Joel Joan, intervino para pedir que "sea la última vez que tengamos que llenar el Camp Nou para pedir la libertad", mientras animaba al público a gritar "independencia".

Su intervención dio paso a la primera actuación estelar de la noche, unos rejuvenecidos Sopa de Cabra que se han vuelto a juntar para la ocasión para cantar Camins, uno de los himnos del rock catalán. Gerard Quintana, el cantante del grupo, concluyó su intervención pidiendo "una libertad en la que quepamos todos, una libertad sin recortes, con una enseñanza, una cultura, unos medios públicos, con solidaridad con la gente que es desalojada injustamente, con los que sufren, esa es la libertad que queremos".


 

Más allá de la programación musical (en la que también participaron músicos foráneos, como el vasco Fermin Muguruza, quien hizo del Gora Herria un Visca la terra), hubo momentos verdaderamente emotivos, como cuando los castellers de Vilafranca levantaron un tres de nou amb folre, un castillo humano de nueve pisos y compleja ejecución.

Joel Joan: "Que sea la última vez que llenemos el Camp Nou para pedir la libertad"  

A lo largo del concierto tomaron la palabra diversas personalidades catalanas, entre las que destacó la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, quien convocó a los presentes a realizar una gran cadena humana el 11 de septiembre. Casals también abogó porque todo el mundo deje las discrepancias al margen e hizo un llamamiento a los "demócratas de dentro y fuera de Catalunya" para que hagan posible la celebración de un referéndum soberanista.

Una selección de piezas muy conocidas de Llach, reinterpretadas por músicos en activo, en catalán, pero también algunas en inglés, italiano, euskera, árabe... ocuparon la segunda parte del concierto, hasta las dos de la madrugada.

Horas de música, poesía, mensajes reivindicativos y momentos apoteósicos, compartidos con las decenas de miles de personas que lograron entrada para acceder al Camp Nou y con todos los que lo siguieron directo por televisión, radio y redes sociales, y que concluyeron con un himno, una canción también compuesta hace unos años por el músico de Verges, en la que proclama que en su "viejo país", "gente de allá y de aquí" se da a sí misma "el derecho de escribir el futuro".

Al concierto asistieron numerosos políticos, aunque hubo dos destacadas ausencias, anunciadas de antemano. Por una parte, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, se encontraba en Menorca por la boda de su hija. Por otra, el presidente de UDC, Josep Antoni Duran i Lleida, lamentó que no pudiera estar presente "por un compromiso previo".